Concreto conductivo en aereosol nos protegería de ataques EMP

Concreto conductivo protege de ataques EMP

Mientras que la amenaza de un ataque EMP golpeando la electrónica y enviando al mundo en una espiral apocalíptica parece algo lejano, es bueno saber que alguien está trabajando para protegernos de ella de todos modos.

Los ingenieros de la Universidad de Nebraska, Christopher Tuan y Lim Nguyen, han creado con éxito una mezcla de concreto económico que actúa como un escudo contra "pulsos intensos de energía electromagnética" y protege cualquier dispositivo electrónico dentro de éste.

El concreto a prueba de EMP ha sido realmente adaptado de un avance anterior de Tuan y Nguyen: hormigón autocalentable que puede derretir el hielo y la nieve con una corriente eléctrica segura y de bajo nivel.

El par trabajaba originalmente en una manera de construir caminos y puentes más seguros cuando se dieron cuenta de que su nuevo hormigón también podría bloquear la energía electromagnética.

Esa propiedad de bloqueo de microondas viene de un ingrediente clave en la mezcla de concreto llamada magnetita, un mineral de hierro con propiedades magnéticas que le permiten absorber la radiación.

Inteligencia artificial para detectar ataques cibernéticos.

Tuan y Nguyen también agregaron más elementos de carbono y metal que el concreto tradicional para aumentar aún más la absorción.

La Universidad de Nebraska-Lincoln dice que el nuevo concreto conductivo es mucho más barato y más fácil de desplegar, y una estructura de prototipo construida con el material superó los requisitos de blindaje de los militares.

Como parte de un acuerdo de licencia con American Business Continuity Group, la Universidad ha desarrollado incluso una versión en aerosol del concreto disponible comercialmente, por lo que el material podrá ser usado fácilmente para retroadaptar edificios antiguos e infraestructura potencialmente vulnerable.