Corea del Norte niega haber hackeado Sony Pictures

Corea del Norte niega tener relación con los hackers de Sony Pictures.

El hackeo de Sony Pictures lleva camino de convertirse en un conflicto diplomático de imprevisibles consecuencias.

Suponemos que ya sabes lo que ha pasado: un virulento ataque hacker a Sony Pictures destruyó su red informática hace semanas, hasta el punto de que los empleados se comunican con faxes y todas las decisiones se toman en reuniones presenciales.

Peor aún, los hackers robaron ciento de gigas de información secreta, y ya han colgado en la Red una parte: películas sin estrenar, guiones a medio terminar, emails y claves personales, cotilleos de los actores y directivos, e incluso los primeros datos del Sony Xperia Z4.

Los hackers amenazaron con desvelar información e incluso con actos terroristas si se estrenaba la película La Entrevista, una comedia en donde asesinan al presidente de Corea del Norte, Kim Jong-un. Ante la negativa de muchos cines a estrenarla, y la perspectiva de que si ocurría algo, Sony podría ser denunciada, decidió cancelar el estreno de la película.

Ayer mismo, el FBI acusó oficialmente al gobierno de Corea del Norte de estar detrás de los ataques. El propio presidente americano Barack Obama compareció ante la prensa por la tarde para recalcar que era inadmisible que un gobierno extranjero atacase empresas e intereses comerciales americanos, y decidiese qué películas se pueden o no proyectar.

Hoy, Corea del Norte ha respondido a la acusación.

Riesgos y amenazas del Internet del futuro

Según publica el periódico The New York Times, un portavoz del Ministerio de Exteriores de Corea del Norte ha negado que el regimen coreano tenga algo que ver con el ataque hacker a Sony Pictures:

"Los Estados Unidos deben saber que se enfrentan a serias consecuencias si rechazan nuestra propuesta de una investigación conjunta (para aclarar lo ocurrido). Nosotros tenemos métodos para demostrar que no tenemos nada que ver con el caso sin recurrir a la tortura, que es lo que la CIA hace".

Aunque algunos expertos tienen dudas, el ataque hacker a Sony Pictures es muy similar al que tuvo lugar hace unos meses contra algunos bancos de Corea del Sur, y que supuestamente fue llevado a cabo por el país vecino.

Ahora queda esperar a ver qué decisión toma Estados Unidos, aunque una investigación conjunta con Corea del Norte es muy poco probable.

Mientras, los pósters cinematográficos de La Entrevista ya se vender a mil dólares en Internet, y hoy mismo las cuentas de Twitter y Facebook del filme se han cerrado. No se sabe si lo ha hecho Sony, o los hackers...

Hay que aclarar que aunque Sony Pictures pertenece a Sony, compañía japonesa, en realidad se trata de la antigua productora de cine americana Columbia Pictures, cuya sede está en Estados Unidos y sus directivos y trabajadores son americanos. Estados Unidos lo considera un ataque a su propio pais.