Delincuente detenido por las huellas dactilares de una foto de WhatsApp

detenido huella dactilar

La tecnología a disposición de los agentes de la ley evoluciona a pasos agigantados y cada vez está más cerca de la que podemos ver en la ciencia ficción. Gracias a ella, la policía de Gales del Sur (Reino Unido) ha podido identificar y detener a un traficante de drogas a partir de las huellas dactilares de una foto de WhatsApp

Como parte de una investigación policial, los agentes confiscaron y examinaron los contenidos de un móvil utilizado por un sospechoso. En sus conversaciones de WhatsApp hallaron mensajes que sugerían que el sujeto vendía estupefacientes, pero lo que realmente les permitió identificar al delincuente fue una imagen enviada a través de la aplicación de mensajería instantánea.

En la foto se podía ver la palma de la mano de una persona que sostenía una bolsa con diferentes pastillas de éxtasis envasadas al vacío. La imagen incluía una huella dactilar parcial, y los agentes de la policía científica utilizaron una innovadora técnica para extraerla. Después, la compararon con las huellas del sospechoso y, al haber coincidencia, han podido efectuar la detención.

Detenido en China gracias al reconocimiento facial en un estadio repleto

"Si bien la escala y la calidad de la fotografía resultó ser un desafío, las pequeñas piezas fueron suficientes para demostrar que él era el distribuidor", explica Dave Thomas, de la policía de Gales del Sur. El agente señala que cree que se trata de la primera vez en su territorio que es posible identificar y detener a un delincuente mediante una huella dactilar de una foto. 

No obstante, dado el potencial de la tecnología, considera que esto es solo el principio. El 80% de la población tiene teléfono móvil, y en muchos casos los dispositivos se utilizan para registrar todo tipo de incidentes, como peleas o accidentes de tráfico. La policía científica puede descargar estos vídeos y mejorar el metraje para identificar a los implicados y detenerlos en caso necesario.

"Queremos llegar a una situación en la que haya un robo a las 20:30, podamos analizar las pruebas y para las 20:45 estar en la puerta del delincuente para arrestarlo cuando llega a casa con el botín", afirma Thomas. "Es el futuro. Todavía no hemos llegado, pero podría mejorar significativamente la capacidad de la policía local para arrestar a los delincuentes con mucha rapidez".

[Fuente: BBC]