Skip to main content

Desarrollan un algoritmo que propone experimentos cuánticos

Desarrollan un algoritmo que propone experimentos cuánticos

Juan Carballo

07/03/2016 - 09:48

La computación cuántica es tan compleja que un equipo de investigadores ha desarrollado un sistema "libre de prejuicios humanos" para diseñar experimentos.

A medida que evoluciona la tecnología, la ciencia se acerca cada vez más a la computación cuántica. Los ordenadores del futuro equipados con un procesador basado en qbits podrán resolver problemas matemáticos complejos -hasta ahora irresolubles- en cuestión de segundos. Sin embargo, los investigadores todavía tienen mucho que aprender sobre este nuevo paradigma. En palabras de Michael Merrifeld de la Universidad de Nottingham: “si no te confunde, es que en realidad no lo has entendido”.

Desarrollar experimentos para poner a prueba esta tecnología es vital para avanzar en el campo de la computación y la criptografía cuántica. Con este objetivo, un equipo de la Universidad de Viena liderado por el físico teórico Anton Zeilinger ha diseñado un algoritmo que propone experimentos aleatoriamente. Melvín, como ha sido bautizado el software, es un “cerebro” libre de los prejuicios humanos que ayudará a los investigadores en esta tarea.

Algoritmo de la computación cuántica

La idea parte de Mario Krenn, un estudiante de doctorado que estaba desarrollando un experimento con láseres y espejos que conduciría hipotéticamente a un estado cuántico específico. Pronto se dio cuenta que su labor se limitaba a adivinar resultado posibles, así que pensó que un algoritmo sería capaz de hacer exactamente lo mismo pero en mucho menos tiempo.

¿Qué es la computación cuántica?

Una vez definido el objetivo, desarrollé el algoritmo y lo dejé funcionar durante la noche” dijo el Krenn en un comunicado. “Por la mañana había un archivo ‘solution.txt’. Fue un día emocionante”. Los resultados de la investigación han sido publicados en la revista especializada Physical Review Letters.

Qué son los ordenadores cuánticos

Melvin toma dos estados básicos de un experimento cuántico: el estado de partida (el láser y el espejo, por ejemplo) y el estado cuántico deseado. Después, el algoritmo busca diferentes configuraciones al azar y, cuando encuentra un resultado positivo, devuelve un experimento cuántico viable. También puede aprender de su experiencia, recordar las configuraciones de otros resultados y tenerlos en cuenta a la hora de buscar nuevas soluciones.

¿Qué son los superordenadores y cómo funcionan?

Según el equipo de la Universidad de Viena, los resultados obtenidos son muy distintos a los ideados por humanos. “Todavía me resulta difícil entender con la intuición qué está pasando exactamente” dijo Krenn. Con todo, la inteligencia artificial no está lista para reemplazar a las personas. La mente humana sigue siendo un componente necesario para interpretar los resultados de Melvin. 

[Fuente:cnet]

Ver ahora:

Sobre el autor

Juan Carballo

Redactor

Te recomendamos