Skip to main content

EEUU culpa a Corea del Norte del virus global WannaCry

Corea del Norte responsable virus informático WannaCry, según Estados Unidos

19/12/2017 - 08:48

Tras meses de investigación, ahora Estados Unidos culpa a Corea del Norte del virus Wanna Cry. Tom Bossert, asesor de seguridad interna de Donald Trump ha señalado al país liderado por Kim Jong -Un en un artículo publicado este lunes en el Wall Street Journal. Se espera que este martes se produzca un comunicado oficial dando más detalles y que posteriormente se pidan sanciones a la ONU.

La Casa Blanca acusa a Pionyang de manera oficial de estar detrás del virus informático que afectó a todo el mundo, secuestrando los ordenadores de 150 países. Fue el pasado mes de mayo cuando comenzó a desencadenarse el ataque WannaCry, provocando el caos y la paralización de hospitales, bancos y todo tipo de compañías. En España, una de las empresas más afectadas fue Telefónica.

No es la primera vez que las miradas se dirigen al país asiático. En junio, la NSA ya señaló a Corea del Norte como responsable del ataque informático WannaCry.

"El ataque WannaCry tuvo lugar a nivel internacional y costó millones de dólares. Corea del Norte es directamente responsable" escribe en el texto Bossert, para posteriormente señalar que "ha actuado sin control durante décadas y su comportamiento se ha vuelto cada vez más atroz".

Este ransomware secuestraba el ordenador y pedía un rescate de unos 300 dólares para liberarlo. Estaba provocado por una vulnerabilidad crítica del sistema operativo Windows que permitía a un hacker ejecutar un código de forma remota, concediéndole al administrador los permisos necesarios para llevar a cabo cualquier cambio en el sistema. Eso sí, los equipos con Windows XP se salvaron del ataque.

Los investigadores estadounidenses están convencidos de que Lazarus Group, grupo de piratería que trabaja para el gobierno de Corea del Norte, es el responsable del ataque cibernético global WannaCry. También sospechan que está detrás del virus que afectó a Sony Pictures Entertainment en 2014, provocando la destrucción de archivos, la filtración de comunicaciones corporativas y que provocó la dimisión de varios altos cargos ejecutivos.

[Fuente: Reuters

Ver ahora: