Los gigantes tecnológicos deniegan información al FBI

Grandes empresas niegan información al FBI

Las más grandes compañías tecnológicas estadounidenses entre las que se incluyen Apple, Google o Facebook han confirmado que no han facilitado a ninguna agencia gubernamental el acceso directo a sus servidores. Esta información viene precedida de unos rumores que aparecieron días anteriores en el prestigioso periódico americano Washington Post en el que se publicaba que estos gigantes tecnológicos permitirían el acceso a sus servidores al FBI y a la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos bajo un programa de colección de datos clasificado. Esta información choca con las noticias que se publicaban hace unos meses sobre la colaboración de Facebook con el FBI para detener a ciberdelincuentes

El Washington Post contaba en sus páginas que la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense y el FBI estaban aprovechando los servidores de nueve compañías americanas líderes en internet entre las que se encuentran Microsoft, Apple o Facebook, a través de un programa de software informático llamado PRISM y por el cual se puede extraer una gran cantidad de datos ya sean vídeos, imágenes, audios o emails. Además, el periódico de la capital estadounidense afirmó que, al parecer, las empresas citadas anteriormente habían aceptado de mutuo acuerdo dichas acciones.

Por el contrario, Google, Microsoft y Facebook ya han salido a la palestra para negar dichas informaciones alegando que ninguna de las empresas ha facilitado nunca de manera voluntario información clasificada ni a la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos ni al FBI.

Apple por su parte, parece que no gana para polémicas, tras ser acusado de evadir impuestos, ahora viene esto. De esta manera, no ha habido más remedio que Steve Dowling, portavoz de Apple hablara sobre el tema zanjando cualquier tipo de duda: "En Apple nunca hemos oido hablar de PRISM. Nosotros nunca hemos facilitado acceso directo a nuestros servidores a ninguna agencia gubernamental y tampoco nunca nos han pedido información clasificada sobre nuestros usuarios". Joe Sullivan, jefe de seguridad de Facebook también negaba haber facilitado cualquier tipo de información a ninguna agencia gubernamental alegando que una de las primeras premisas de la empresa estadounidense es respetar las leyes.

Hace unas pocas horas, el gobierno de Estados Unidos intentaba zanjar la polémica tras todas estas acusaciones cruzadas