Skip to main content

Google se defiende ante la UE por la acusación de monopolio de Android

google sanción

10/11/2016 - 17:26

A falta de un día para presentar las apelaciones, Google ha rechazado hoy los cargos de abuso de posición dominante contra Android ante la Comisión Europea.

A falta de un día para que se cumpliera el plazo de respuesta a la acusación de monopolio en Android formulada por la Comisión Europea, Google ha rechazado hoy los cargos de abuso de posición dominante por parte de su sistema operativo para dispositivos móviles. 

Hace unos días, los de Mountain View ya contestaron a las otras dos de las tres acusaciones de monopolio a las que se enfrentan ante la CE, y en los tres casos su respuesta coincide: el funcionamiento de su plataforma no ha cometido ninguna irregularidad.

El caso de Android es el más comprometido de los tres, ya que la acusación de la Comisión afirma que Google abusa de su posición dominante en el mercado con el objetivo de impedir del desarrollo de cualquier nuevo competidor.

La respuesta de la corporación norteamericana ha sido de lo más rotunda: no solo dicen que Android no pone trabas a la competencia, sino que aseguran que fomenta y favorece el desarrollo de otros actores en el mercado. "Android no ha perjudicado a la competencia", explica Kent Walker, vicepresidente de Google y asesor general. "El ecosistema de Android equilibra cuidadosamente los intereses de los usuarios, desarrolladores, fabricantes de hardware y operadoras de redes móviles. Android no ha causado daños a la competencia, sino que ha hecho que aumente". 

Desde Mountain View denuncian que las acusaciones de monopolio de la CE se basan en la idea de que Android no compite con Apple. Para rebatir esto, aluden a los estudio de mercado realizado por la Comisión, en el que el 89% de usuarios consideran que Android y Apple compiten en el mercado de los smartphones. 

Google se enfrenta a una gran sanción por parte de Europa

Por otra parte, el gigante de Internet manifiesta que los acuerdos de compatibilidad con los fabricantes otorgan una gran libertad para crear dispositivo personalizados y aplicaciones que se puedan ejecutar en miles de teléfonos y tablets distintos. 

En relación a las apps de Google que se incluyen en los terminales Android, la compañía explica que ningún fabricante está obligado a preinstalar ninguna de las herramientas en los smartphones, y que lo hacen libremente. "Sin embargo, si ofrecemos a los fabricantes un paquete de aplicaciones para que cuando adquieras un nuevo teléfono, tengas acceso a un conjunto de servicios básicos conocidos", aclara Walker.

[Fuente: ABC]

Ver ahora: