Kaspersky: los ataques de phishing suben un 87% en un año

Kaspersky. Aumenta el phishing.

Internet es sólo una herramienta de comunicación. Y al igual que los expertos buscan nuevas soluciones para facilitar nuestra comunicación, nuestras relaciones y negocios, los malechores también estudian nuevas formas de robarnos nuestros datos y nuestro dinero. Kaspersky, una de las compañías de seguridad más importantes, conocida popularmente por sus prestigiosos antivirus, acaba de publicar su informe bianual sobre el phishing, titulado The Evolution of Phishing Attacks. 2011-2013. Puedes leerlo completo en formato PDF.

El phishing es un tipo de estafa que consiste en suplantar la identidad de un servicio online (un banco, una tienda, una red social) para pedir los datos personales de los usuarios, que luego se utilizan para entrar en sus cuentas y robar dinero o información personal.

Según los resultados de dicho informe, los datos son alarmantes. En los últimos doce meses, los ataques de phishing han aumentado un 87%, hasta afectar a 37,7 millones de internautasKaspersky ha realizado el estudio a partir de los resultados de los análisis de sus antivirus y otras utilidades de seguridad, que usan más de 50 millones de internautas en todo el mundo. Arroja algunos datos muy interesantes. Más de 100.000 usuarios de Internet sufren ataques de phishing todos los días. El 56% de los ataques provienen de tan sólo diez países. Los atacantes más activos se encuentran en USA, Reino Unido, Alemania, Rusia e India. Al mismo tiempo, los destinatarios del phishing suelen estar en Rusia, Estados Unidos, India, Vietnam y Reino Unido. Y es que Kaspersky ha detectado un patrón de comportamiento, pues las webs suplantadas por el ataque phishing cambian en función de los distintos países.

Los bancos, Yahoo! Google, Facebook, y Amazon son los servicios online que más se utilizan para engañar a las víctimas. No se ofrecen datos sobre el porcentaje de usuarios que "pica" e introduce sus datos, creyendo que es un requerimiento de la web original.

Para reducir el impacto del phishing, hay que utilizar el sentido común: ningún servicio de Internet te pedirá que introduzcas tus datos directamente desde un email, documento o página web. No lo hagas. Si tienes que introducir tus contraseñas, hazlo tras entrar en su página escribiendo tu mismo la dirección del servicio en el navegador de Internet.