Lanzamiento de Windows 8

Si de algo no cabe duda es de que Microsoft está cambiando. Su principal producto, el sistema operativo Windows, ha dado un vuelvo en cuanto a imagen y usabilidad. Windows 8 ha sido creado pensando en los cambios que se están produciendo a la hora de consumir tecnología. Un sistema operativo donde ya no existe el concepto de programa, sino de aplicación.

Esto nos recuerda que el mercado de los móviles está en crecimiento, y sus aplicaciones podrán ser compatibles con el uso del sistema operativo para móviles de Microsoft, Windows Phone. El cambio hacia los dispositivos táctiles también es otra de las innovaciones de Windows 8. Aunque su uso ya se ha probado en ordenadores con teclado y ratón con los lanzamientos de las versiones previas, lo cierto es que moverse por el sistema operativo en pantalla táctil se hace muy sencillo e intuitivo.

Con Windows 8, Microsoft no sólo se ha reinventado como empresa que vende software, sino como objetivo de su producto estrella, centrándose en la experiencia de usuario. Las expectactivas del mundo de la tecnología estarán puestas en la acogida que tenga la nueva imagen de los de Redmon.