Los latidos del corazón podrían ser una contraseña muy segura

latidos corazon contraseña

Después de todas las brechas de seguridad de las que hemos sido testigos en los últimos tiempos, encontrar nuevas fórmulas para proteger nuestra información personal se ha convertido en una prioridad para los investigadores. El problema es que muchos usuarios no utilizan contraseñas tradicionales robustas, y otros métodos de autenticación, como el patrón de desbloqueo de Android, pueden resultar muy fáciles de descifrar para los atacantes.

Para resolver esta amenaza, un conjunto de investigadores de la Universidad de Binghamton en Estados Unidos ha demostrado que los latidos del corazón pueden ser empleados como sistema de identificación biométrica, una solución que resulta sencilla y barata de implementar. 

En concreto, los científicos han utilizado el patrón eléctrico del corazón como clave de cifrado para los registros electrónicos, en su caso para proteger el historial médico de los pacientes. El sistema de autenticación se basa en la creación de una huella única y personal que se elabora con un dispositivo de electrocardiograma, y ha demostrado ser muy eficaz y seguro.

"La señal de ECG es uno de los parámetros fisiológicos más importantes y comunes recogidos y analizados para entender la salud del paciente", explica Zhanpeng Jin, uno de los miembros del estudio. "Como las señales de ECG se recogen para el diagnóstico clínico y se transmiten a través de las redes a los historiales médicos electrónicos, las reutilizamos para el cifrado de los datos. A través de esta estrategia, la seguridad y la privacidad se pueden mejorar con un coste mínimo". 

Las nuevas contraseñas biométricas: tu cuerpo es la clave

No obstante, hay que tener en cuenta que el ECG de una persona puede cambiar debido a diferentes factores, entre los que se encuentran la edad, una enfermedad o una lesión, lo que suponer un obstáculo para utilizar este sistema de identificación biométrica. Por este motivo, los científicos continúan trabajando en su método de autenticación mediante los latidos del corazón para poder incorporar estas variables.