Skip to main content

El malware para macOS crece un 700% en sólo un año

Problemas de seguridad en macOS.

10/04/2017 - 08:39

Si pensabas que por cambiarte de Windows a macOS tendrías tu seguridad y privacidad informática garantizada, te equivocabas. Según McAfee, el anteriormente seguro sistema operativo de los ordenadores Apple ha visto la cantidad de malware incrementarse en un 700% durante el último año, un espectacular crecimiento que debería hacer sonar las alarmas en Cupertino.

Este crecimiento se debe sobre todo a las mayores ventas de los MacBook y los iMac. Al contar con mayor número de usuarios, el alcance del malware se multiplica, aunque no es el único motivo que explica este fenómeno. Según la firma de seguridad, la baja tasa de utilización de antivirus en macOSes otro de los aspectos que facilitan al malware infectar los ordenadores Apple.

El tipo de virus que más se está cebando con los MacBook es el adware, un tipo de programa malicioso que infecta el ordenador mientras navegas por Internet. Recopila datos del usuario y muestra publicidad no deseada, casi siempre engañosa. El caso más conocido es la tristemente conocida barra de Ask. Son 460.000 tipos de malware los detectados por McAfee.

Hoy por hoy, los virus no son sólo cosa de Windows. A tenor de estos datos parece que Apple también debería comenzar a dar prioridad a la seguridad de su sistema operativo de cara a futuras actualizaciones.

Consulta aquí la oferta de productos Apple reacondicionados de Amazon España: puedes conseguir toda una ganga

Hoy por hoy, pese a estos datos, las ventas de Apple siguen yendo viento en popa. Gana terreno entre cierto tipo de usuario, de la misma forma que Windows 10 lo hace entre los gamers. Paradójicamente, Linux, el SO más seguro del mundo, ve menguar sus cifras por debajo del 2% a nivel mundial.

El lanzamiento del MacBook Pro con Touchbar ha impulsado las ventas de la compañía de forma espectacular, aunque siguen siendo otros modelos como el MacBook Air los que cosechan más éxito en el mercado, sin duda por su menor precio.

[Fuente: Fortune]