Skip to main content

Más de la mitad de las apps de ligar pueden hackearse

app ligar virus
user

11/02/2015 - 21:07

Según datos de un estudio de IBM Security, el 60% de las apps para ligar más populares son susceptibles de ser atacadas por hackers. Esto no sólo supone un riesgo a nivel personal, sino que teniendo en cuenta que muchas incluyen formas de pago, también puede llevar al robo. Y no sólo eso, según IBM, dado que muchas de etas aplicaciones tienen acceso a la cámra de nuestro smartphone o el GPS, el trabajo de los ciberdelincuentes se hace aún más sencillo. 

En total, IBM Security analizó 41 aplicaciones, y 26 de ellas resultaron ser susceptibles a ataques dgitales. Entre las amenazas, se encontraron descargas de malware, un GPS que sigue nuestros movimientos, el robo de los datos de nuestra tarjeta de crédito e incluso suplantar nuestra identidad dentro de la app. 

Lo más fácil para evitar que nos usurpen la cuenta y que nos roben la información, como siempre, es el sentido común. De hecho, el mismo IBM Security recomiendan ser cuidadosos y no dejar información personal en estos servicios, como cumpleaños o algún dato más comprometido.

Si necesitas un par de consejos sobre seguridad Internet, Leo Harlem te los da

También recomiendan usar aplicaciones con permisos apropiados, averiguando antes de instalarla que permisos necesita para funcionar, lo que puede y lo que no puede hacer. 

Otro de los consejos más inteligentes que nos deja IBM Security es la de diversificar las contraseñas. Tener la misma contraseña para todo es muy útil para que no se nos olvide, pero también es tremendamente peligroso. 

Para evitarlo, os repetimos la clave que ya os hemos explicado alguna vez: Estableced una clave continua, que puede ser algo poco seguro como los seis últimos dígitos de vuestros números de teléfono. A continuación, un par de letras, que pueden ser vuestras iniciales, la matrícula de vuestro coche, o cualquier conjunto de letras que sepáis que vayáis a recordar. 

Ahora la parte clave: añadid al principio las dos primeras letras del servicio al que os estéis suscribiendo, y recordad alternar mayúsculas y minúsculas. Así, si por ejemplo os estáis suscribiendo a Facebook, os llamáis Fulgencio y vuestro número de teléfono es el 123456789. Vuestra contraseña en este caso sería FaFul123456. Y si ya queréis rematar del todo a los que utilicen fuerza bruta, ponedlo entre paréntesis. 

Puede parecer un poco complicado al principio, pero funciona. No se olvida, funciona, y desconcertará a los piratas. 

Ver ahora: