Microsoft vuelve a Windows 3.1 con Windows Vintage

Windows Vintage con la combinación de colores "Sangre y Arena", todo un clásico

Mientras que todas las demás multinacionales de tecnología desean dar una imagen futurista, limpia y minimalista de sus sistemas operativos y hardware, Microsoft se une al movimiento Vintage con Windows 3.1. Con un diseño algo casposo, con colores super básicos y flúor e iconos pixelados hasta la saciedad, Windows quiere transportar a los treintañeros a su infancia tan querida.

No es casualidad que Microsoft haya esperado a estas fechas navideñas para lanzar este “nuevo” producto. Los más nostálgicos podrán revivir momentos tan queridos como instalar los siete disquetes, uno a uno, para tener uno de los softwares más entrañables. ¡No te aburrirás en todo el día!

Jordi nos habla de sus primeras impresiones con este programa: “ Mi abuelo y mi madre se pusieron a cantar villancicos el otro día pandereta en mano y yo ya no soportaba ése griterío. Arranqué mi Pentium con Windows 3.1 y se acabó el problema...es como un mantra para mí”.

El software viene preparado con todos los archivos multimedia que te hubiera gustado tener en tu ordenador por aquel entonces: desde salvapantallas de Claudia Shiffer y Cindy Crawford, a tu música favorita, como las Spice Girls (no lo niegues) Nirvana, o el Saturday Night de Whigfield.

Las tardes de vacaciones navideñas ya no serán un aburrimiento, ya que tendrás que esperar hasta 10 minutos a que se abra un programa. ¡Qué ilusión volver a reencontrarse con el añorado reloj de arena! O si lo prefieres puedes elegir entre los juegos que fueron todo un hit: el buscaminas y el solitario mientras te bebes la última Cherry Coke (la última...ultimísima) o desconéctate de tu Facebook y pasa una tarde divertida jugando a ser el mejor grafittero con el spray de Paint.

Desde Micrososft nos explican el porqué de este cambio a Windows Vintage: “Desde el departamento de Marketing vimos que lo Vintage está de moda: desde las nuevas carcasas para móviles en forma de Gameboy y casette hasta las gafas de pasta, y en Microsoft apostamos por la experiencia multisensorial y extrema”.

Asique si te consideras un hipster en estado puro, no pidas estas navidades el típico iPad o un bigote de pega, pídete el nuevo Windows Vintage y presume de maquinaria pesada.