Milk, el lenguaje de programación del MIT para el Big Data

Milk, el lenguaje de programación del MIT para el Big Data

En informática, la gestión de la memoria puede suponer un auténtico desafío cuando se maneja una cantidad de datos más o menos convencional, pero cuando los sistemas se enfrentan a una gran volumen de datos el rendimiento puede llegar a desplomarse. En este sentido, investigadores del MIT han desarrollado Milk, un nuevo lenguaje de programación que pondrá remedio a este problema.

El lenguaje de programación del MIT ha sido anunciado esta semana y, hasta ahora, ha demostrado que puede alcanzar el cuádruple de velocidad con algoritmos comunes. El principio de localidad desempeña un papel importante en la gestión de la mayoría de los chips de memoria actuales. Esto significa que, por regla general, los programas asumen que necesitarán otros datos almacenados en distintas parcelas de la memoria. Sin embargo, con los datos masivos no siempre es así.

Frecuentemente, los programas deben ejecutar unos pocos datos dispersos en enormes conjuntos de datos. La búsqueda de este tipo de información en la memoria principal implica un cuello de botella que ralentiza el normal funcionamiento de los chips. “Es como si, cada vez que quieras una cucharada de cereales, abrieses la nevera y el cartón de leche, vertieses una cucharada de leche, cerrases la caja de cartón y la pusieses de nuevo en la nevera” explicó Vladimir Kiriansky, estudiante de doctorado en ingeniería eléctrica y ciencias informáticas en el MIT.

Descubre cuál es el lenguaje de programación apropiado para ti con este test

Intentando encontrar un solución a los conflictos relacionados con la gestión de la memoria, Kiriansky y otros investigadores del MIT y del Laboratorio de Inteligencia Artificial (CSAIL) han desarrollado un nuevo lenguaje de programación para que los desarrolladores puedan gestionar la memoria de forma eficiente, sobre todo en los programas emplean pocos datos pero diseminados.

Investigadores del MIT desarrollan un lenguaje de programación hasta cuatro veces más eficiente

En líneas generales, Milk funciona con algunos comandos de OpenMP, una API para C y Fortran que facilita la escritura de código para procesadores de varios núcleos. A la hora de emplearlo, los programadores pueden añadir algunas líneas de código que permiten al sistema buscar eficazmente datos concretos en un gran volumen de información.

Los 9 lenguajes de programación más demandados

En un programa desarrollado con Milk, cuando un núcleo necesita algún dato, en lugar de buscarlo en la memoria principal recurre a la dirección del elemento almacenada en los localmente. De esta manera, el sistema sólo consume recursos para buscar aquellos datos que necesita y que pueden ser obtenidos de forma eficiente.

Las mejores webs para aprender a programar gratis

Según el MIT, los programas escritos con Milk han demostrado ser cuatro veces más rápidos que los desarrollados con otros lenguajes. Ahora, los investigadores están trabajando para mejorar esta tecnología y presentarán un documento con las conclusiones en la Conferencia Internacional sobre técnicas de compilación que tendrá lugar esta semana. 

[Fuente:computerworld]