Skip to main content

Movistar protege, control parental para menores en Internet

Movistar protege, control parental para menores en Internet
user

03/02/2015 - 15:10

El 94% de los menores utiliza internet de forma habitual. Por ello Telefónica ha lanzado un servicio de control parental, Movistar Protege, mediante el cual los padres podrán proteger a sus hijos de contenidos inapropiados o peligrosos, además de controlar el uso que los menores hagan de Internet.

Entre las características de Movistar Protege se encuentran: la posibilidad de supervisar en tiempo real la actividad de los niños en Internet, establecer límites de uso responsable o incluso localizar la ubicación del menor.

Este sistema está diseñado para proteger hasta diez dispositivos móviles diferentes entre los que se cuentan tablets, teléfonos inteligentes, ordenadores de mesa y otros dispositivos como iPod o Kindle.

Supervisar actividad menores en internet

La necesidad de proteger a los menores frente a los peligros que puede suponer en Internet, queda reflejado en varios estudios. El de INCIBE afirma que el 54% de los menores asegura haber sido víctima del "ciberbulling"o acoso a través de la red, mientras que 9% reconoce haber actuado como acosador.

A través de esta herramienta, los padres podrán proteger a sus hijos de los posibles peligros que puedan encontrar en la Red. El control parental que ofrece este servicio permite establecer horarios de uso para la navegación, las llamadas o las aplicaciones y obtener un informe detallado diario, semanal o mensual de la actividad de los menores en Internet. Además, los padres recibirán alertas en tiempo real si el menor incumpliera las restricciones.

Niños españoles, adictos a internet

Una de las características más curiosas que incluye el servicio es el "botón del pánico". Este botón podrá ser pulsado por el niño cuando se encuentre en una situación comprometida o "peligrosa" en Internet. Automáticamente el adulto recibirá una notificación de alerta.

La web de Movistar Protege ya está activa. Por una suscripción mensual desde 1,5 euros los padres pueden supervisar la actividad que tienen en internet de sus hijos, establecer límites horarios del uso de la red, bloquear contenidos inapropiados, localizar el dispositivo del menor y restringir ciertas aplicaciones.

Ver ahora: