Las mujeres, las mejores creando videojuegos, según estudio

Las mujeres, las mejores creando videojuegos, según estudio

Un estudio asegura que las mujeres son mejores que los hombres en la creación de videojuegos. Investigadores de la Universidad de Sussex, en Reino Unido, pidieron a alumnos y alumnas de secundaria que diseñaran y programaran su propio videojuego de ordenador utilizando un nuevo lenguaje de programación visual.

Las doctoras Kate Howland y Judith Good llegaron a la conclusión que las niñas escribieron y confeccionaron programas más complejos que los niños en sus respectivos juegos. También mostraron una mejor codificación que los varones.

Hoy en día preocupa la escasa representación de las mujeres en el mundo de la informática. Sólo el 17% de los graduados en informática de Reino Unido fueron mujeres en 2012. Según publica el medio NDTV Gadgets, esta desigualdad puede deberse a la representación estereotipada del hombre informático como el "chico nerd" que transmite la televisión y el cine. 

Este nuevo estudio sugiere que las niñas podrían ser motivadas para explorar la programación a partir de sus habilidades en la alfabetización y la narración.

No te pierdas la lista con los 60 mejores juegos android.

"Si las historias de las niñas suelen ser más complejas y estar bien desarrolladas, a continuación, al crear historias en los juegos, sus historias también requieren programas más sofisticados para que sus juegos funcionen," aseguró Good.

Los jóvenes, 12-13 años, pasaron ocho semanas desarrollando su propio juego 3D con un software disponible en el popular juego de fantasía medieval Neverwinter Nights 2, el cual está basado en la popular franquicia Dungeons & Dragons.

Juegos como éstos se basan en 'scripts', programas simples que describen lo que sucede cuando se cumple una condición particular, por ejemplo, si el jugador mata al dragón, se muestra un mensaje en la pantalla. Sin embargo, muchos jóvenes sin experiencia previa en programación se amilanan ante la complejidad de los lenguajes de codificación utilizados para construir estos guiones.

Howland y Good desarrollaron un nuevo lenguaje de programación que utiliza una interfaz sencilla en la que los usuarios crean secuencias de comandos mediante la conexión de bloques gráficos juntos.

Las niñas utilizaron siete factores diferentes (casi el doble que los chicos) y tuvieron mucho más éxito en la creación de scripts complejos con dos o más partes y cláusulas condicionales. El estudio fue publicado en la revista Computers and Education.