Netflix y las cuentas compartidas, ¿un problema creciente?

Netflix y las cuentas compartidas

Si por algo se caracterizan servicios como Netflix o Amazon Prime Video, es por tener cierta mano ancha en lo que a compartir cuentas se refiere. Compartir la contraseña de Netflix es un gesto mucho más habitual de lo que parece, y de hecho el 21% de los jóvenes estadounidenses de entre 18 y 24 años reconoce haberlo hecho alguna vez. Pero por cada persona que no paga la suscripción de 7,99 euros al mes, Netflix está dejando de ganar un dinero que en estos momentos no le vendría nada mal.

Tal y como ha revelado una reciente encuesta de la agencia Reuters, uno de cada cinco jóvenes reconoce haber visto series como Stranger Things o Juego de Tronos a través de una cuenta de Netflix compartida (lo mismo se aplica para otros servicios como HBO Now o Hulu). Netflix no suele mostrarse excesivamente celosa con los usuarios que deciden compartir la contraseña de su cuenta, pero con los resultados financieros de su último trimestre a la vuelta de la esquina, la compañía podría enfrentarse a presiones para modificar su política al respecto.

Al menos, eso es lo que opinan los analistas de Wall Street. Netflix acumula meses de récord en lo que al crecimiento de usuarios se refiere, pero los expertos señalan que esa mejora en los ingresos tarde o temprano empezará a estabilizarse (se dice que pasará del 31% de este último trimestre al 19% en el trimestre del próximo año) debido a que, por motivos lógicos, llegará un momento en que la compañía ya no captará tantos usuarios nuevos como lo hacía en sus primeros años de vida. Y ahí podrían empezar los problemas.

¿Los precios de Netflix van a subir? Así quedarían sus planes

Según sacan a la luz los datos que ha arrojado la encuesta realizada por la agencia Reuters (sobre una base de más de 3.500 encuestados), compartir la contraseña de Netflix -y de otros servicios de contenidos en streaming- es algo de lo más normal en el público más joven de la aplicación. En la franja de edad entre los 18 y los 24 años, el 21% de los usuarios reconoce haberlo hecho alguna vez; entre los 25 y los 34 años, el porcentaje es del 15%, y en el resto de las franjas de edad oscila alrededor del diez por ciento.

Por lo tanto, los mayores afectados de algún tipo de cambio en las políticas de Netflix serían los usuarios más jóvenes. Pero a los investores eso no es algo que represente un gran quebradero de cabeza, ya que lo único que quieren las empresas que han apostado su dinero por esta aplicación es obtener beneficios con su inversión. Y pese a que sí es cierto que el número de usuarios ha crecido de forma exponencial en los últimos años en Netflix, lo que no lo ha hecho tanto han sido los beneficios: las deudas siguen siendo el gran lastre de la compañía.

Galería de fotosPelículas que merece la pena verver las 12 fotos

¿Y qué tiene que decir Netflix al respecto de este tema? En su día, la compañía ya declaró que no veía tan claro que limitar las cuentas compartidas fuera a suponer un beneficio directo en sus cuentas. "Lo podríamos hacer, pero con ello no conseguirías que todos esas personas se convirtieran en usuarios de pago", declaró en su día un alto cargo de la empresa durante una reunión con el Goldman Sachs.

Estos Android TV son ideales para ver películas y series en el salón

[Fuente: Reuters]