¿Quiénes serán los objetivos del cibercrimen en 2014?

cibercrimen 2014

El año 2013 estuvo marcado por el aumento dramático de amenazas para Android, pero también por el elevado número de amenazas altamente peligrosas y por las sofisticadas campañas del cibercrimen destinadas a explotar vulnerabilidades del PC.

Desde la perspectiva del cibercrimen, 2014 será el año del robo de datos almacenados en dispositivos móviles. La tendencia nos dice que asistiremos a la creación de botnets de smartphones que podrán utilizarse, por ejemplo, para distribuir masivamente campañas de spam móvil en formato SMS”, explica Eddy Willems, evangelista en G Data Software. 

El Internet de las cosas significa que cada vez más y más dispositivos (desde televisores, a electrodomésticos, sistemas de calefacción, automóviles, etc.), estarán conectados a Internet. En opinión de los expertos, esto no será sino una llamada a la acción para los estafadores: “Se desarrollarán nuevas técnicas de fraude y los autores de malware tratarán de encontrar agujeros de seguridad que puedan explotar para sus ataques en los nuevos equipos conectados”. 

Willems predice que los criminales se esforzarán por desarrollar nuevos métodos de ataque que faciliten la infección de dispositivos móviles Android, por ejemplo, mediante el lanzamiento de una aplicación o, finalmente, mediante la visita a una web infectada.

Los fraudes en relación a los servicios de mensajería Premium disminuirán a medida que los dispositivos con sistema operativo Android 4.2 y siguientes (estas versiones contienen una característica de seguridad que impide el fraude a través de cargos adicionales) se hacen más y más frecuentes en el mercado. 

Según los expertos de G Data, los criminales se centrarán en el robo de los datos personales y la formación de botnets de teléfonos inteligentes. Dropbox y servicios de almacenamiento similares son cada vez más populares como almacén de datos y de copias de seguridad. 

En 2014,se esperan ataques cuyo objetivo no sea sólo el robo de información personal de las cuentas comprometidas, sino la infección de los propios ordenadores de las víctimas. Bastará colocar su propio malware camuflado en archivos PDF, imágenes o documentos de texto capaces de infectar ordenadores a través de descargas manuales o automatizadas y, en un segundo paso, asaltar redes corporativas cuando el usuario opere en un entorno empresarial. 

El Mundial de Fútbol en Brasil es un blanco tan tentador e irresistible que la industria del cibercrimen no lo dejará pasar. Las campañas de spam con entradas (falsas) para los partidos, los vuelos y los alojamientos a bajo costo serán los ganchos para convertir a los aficionados en víctimas de este malware futbolero.

En 2014, los cibercriminales van a hacer que la detección de sus programas maliciosos sea cada vez más compleja y para ello utilizarán, de forma cada vez más recurrente, la tecnología cloud, un perfecto aliado para ocultar sus agresiones, realizar ataques o descargar malware en ordenadores infectados.