Skip to main content

Si juegas a Minecraft en Android, cuidado con este malware

Los skins para Minecraft Pocket Edition en Android pueden contener virus.

23/10/2017 - 08:45

Minecraft es uno de los juegos más populares del mundo, sobre todo en su versión para PC. Esta popularidad le ha servido para que veamos adaptaciones a videoconsolas y dispositivos móviles. En concreto, Minecraft Pocket Edition es la edición para Android, una versión del juego que puede haber conducido a sus fans a una trampa.

En realidad, el problema no viene por el juego de Microsoft, sino por los skins para Minecraft en Android que ofrecen algunas otras aplicaciones, de esas que puedes descargar gratis de Google Play. Resulta que al menos ocho de ellas eran malware camuflado y pensado para inundar tu móvil de publicidad.

Además de hacer las veces de adware -un virus publicitario, dicho de otra forma- resulta que se ha descubierto que estas apliaciones maliciosas añadían a los dispositivos infectados a una Botnet. Este fenómeno es una red de ordenadores conectados sin consentimiento ni conocimiento de sus dueños, cuyo fin es atacar otras redes mediante ataques DDoS y otros objetivos aún menos loables.

Estas apps ya han sido eliminadas de Google Play, aunque antes de que Google reaccionara ya habían conseguido infectar a más de dos millones de usuarios. Su peligro residía en el hecho de que realmente ofrecían los skins para Minecraft Pocket prometidos, aunque por detrás también aprovechaban los recusos del móvil para lograr sus particulares objetivos.

Seis consejos para navegar de forma segura por Internet y no exponerte a riesgos innecesarios

El modus operandi es similar al de algunas webs y extensiones de Google Chrome que utilizan los recursos del ordenador secuestrado para minar Bitcoins y otras monedas, algo que desgraciadamente se está haciendo habitual en dispositivos de escritorio, sobre todo a medida que la rentabilidad de estas criptomonedas aumenta.

También hay que señalar que la cantidad de malware en Android continúa aumentando, pese a los esfuerzos de Google para acabar con él. Esto habla muy mal de la calidad media de las apps que llegan a Play Store y de los procesos de revisión de la compañía.

[Fuente: Symantec]