Todo sobre Microsoft Edge, el nuevo navegador de Windows 10

Todo sobre Microsoft Edge, el nuevo navegador de Windows 10.

Uno de los estrenos más esperados de Windows 10 es el nuevo navegador Microsoft Edge, que con el tiempo pretende sustituir a Internet Explorer. Es importante aclarar esto, porque muchos usuarios han supuesto que con el estreno de Edge, Internet Explorer ha desaparecido de Windows 10. No es así. Internet Explorer 11 sigue existiendo como un navegador independiente en Windows 10, plenamente operativo, por si alguna web o servicio no funciona del todo bien con Edge. Simplemente teclea Internet Explorer en el buscador y aparecerá.

Microsoft Edge incluso es capaz de usar el motor de renderizado de páginas webs de Internet Explorer, para asegurar la máxima compatibilidad sin tener que emplear dos navegadores a la vez.

Como te vamos a mostrar, Edge incluye una gran cantidad de novedades a la hora de navegar por una página web. 

Si aún no conoces todas las novedades de Windows 10 puedes verlas en funcionamiento, y en español, en este vídeo. Aquí también puedes echar un vistazo a Edge:

Cómo activar el Modo Dios en Windows 10 y conseguir todo el poder

No es Internet Explorer

Debe quedar claro desde el principio que Microsoft Edge no es la nueva versión de Explorer. Es un navegador completamente nuevo creado desde cero, con un motor de renderizado de páginas web nuevo, y soporte para nuevas tecnologías como HTTP Strict Transport Security, que permite a los desarrolladores de webs crear páginas más robustas y seguras. 

Edge también ha sido diseñado para ser compatible con las webs creadas para Safari y Chrome, algo en lo que Explorer fallaba un poco. Utiliza el nuevo motor EdgeHTML, que a su vez está basado en Trident, empleado también por Internet Explorer. 

Microsoft Edge análisis

Lo que más llama la atención de Edge es, precisamente, lo que Internet Explorer no es. Es ligero, carga enseguida, y dispone de una interfaz espartana y minimalista en donde han desaparecido todas las barras de tareas, los paneles y los menús que hacían de Explorer tan pesado de manejar. Ahora entendemos por qué su nombre en clave era Project Spartan.

Además carga las webs rapidísimo, más aún que Chrome y Firefox, al menos en nuestra experiencia de uso.

Por supuesto, se nota que quedan cosas por pulir, especialmente en temas de compatibilidad, pues algunas webs complejas no se muestran correctamente. Las que usan Silverlight, que es una tecnología propia de Microsoft, es recomendable abrirlas en Internet Explorer. El propio navegador incluye una opción para abrir una web en Explorer:

Microsoft Edge análisis

Cómo preparar tu ordenador para instalar Windows 10

También da algunos problemas (aunque funciona perfectamente) con Google Docs, e integra a la perfección la versión web de Office.

Edge incorpora Adobe Flash en su código. Microsoft asegura que ha trabajado con Adobe para garantizar la seguridad, así que es compatible con todas las páginas que usan este estándar multimedia.

Hablando de seguridad, Edge también estrena la nueva tecnología SmartScreen, que combate el phishing (falsas webs que se hacen pasar por otras) mediante chequeos de reputación, bloqueando aquellas que identifica como phishing. Es una protección de seguridad importante, especialmente con usuarios inexpertos o en ordenadores familiares, pero lógicamente a costa de que Microsoft revise las webs que visitas. Puedes ajustar las opciones de privacidad de SmartScreen para que te sientas a gusto, en la Configuración de Edge.

Otra de las exclusividades de Edge es la integración de Cortana. El asistente de voz se integra en las búsquedas y puedes llamarlo cuando lo necesites. Simplemente seleccionas un fragmento de texto y pulsas el botón derecho para elegir la opción Preguntar a Cortana. El asistente responderá dentro del propio navegador, sin que tengas que salir de la web:

Microsoft Edge análisis

En la versión americana Cortana puede revisar una web y encontrar información, teléfonos, mapas y reservas en más de 150.000 restaurantes y otros lugares. Poco a poco irá incorporando esta función en el resto de países.

Como es lógico, todas las búsquedas por defecto se llevan a cabo usando Bing, el buscador de Microsoft. Es capaz de responder a preguntas como ¿Qué hora es? o encontrar la solución de ecuaciones matemáticas, pero es menos inteligente que la versión en inglés.

Si lo deseas, puedes desactivar Adobe Flash, la integración de Cortana o cambiar Bing por Google u otro buscador en la Configuración Avanzada. Desactivar Cortana o Adoble Flash es tan sencillo como pulsar un botón, pero extrañamente desactivar Bing es mucho más complicado. Debes hacer lo siguiente:

  • Carga en el navegador el buscador que quieres utilizar. Este paso es importante, si no entras en la web no podrás hacerlo
  • Accede a la Configuración de Edge en el menú de la esquina superior derecha, y luego Ver Configuración Avanzada
  • En la casilla Buscar en la Barra de direcciones con, abre el menú emergente y selecciona Agregar Nuevo
  • Verás que aparece el buscador que has elegido. Selecciónalo para usarlo por defecto

Por supuesto, incluye una opción para guardar tus webs favoritas. También puedes importar los favoritos desde Internet Explorer.

Se echan de menos opciones que hoy en día son comunes en la competencia, como la posibilidad de sincronizar webs entre distintos dispositivos, personalizar y fijar las pestañas, arrastrar ficheros dentro del correo web, etc. Pero estamos hablando de la primera versión final de un nuevo navegador, así que seguro que Microsoft las incluirá en futuras actualizaciones.

La vista de lectura

Una de las novedades más interesantes de Microsoft Edge es la Vista de Lectura, una nueva forma de explorar páginas web que elimina los banners, los menús, las barras y otros adornos para mostrar sólo el texto, las fotos y los vídeos. Es como leer un libro o una revista:

Microsoft Edge análisis

Pero hay que tener cuidado porque esta vista de lectura aún no funciona bien del todo. En algunas webs elimina también texto y vídeos que forman parte del artículo, así que puedes perderte información importante. Por suerte puedes activarla o desactivarla con un clic.

Microsoft Edge también te permite guardar webs para leerlas más tarde, que es algo independiente de las webs favoritas. Si hay una página que te interesa pero no tienes tiempo de revisarla, tocas en el icono con forma de estrella y la puedes guardar en una lista de lectura para acceder a ella más tarde. Eso sí, no funciona offline.

Cómo instalar Windows 10, todo lo que debes saber

Pintando webs

Otra de las novedades es la opción Crear una Nota web. Unas sencillas herramientas de Lápiz, Rotulador y Goma de Borrar sirven para dibujar o escribir con el ratón o el dedo (si tienes una pantalla táctil) sobre la página web. Además pues escribir anotaciones con el teclado. Incluso es posible seleccionar sólo una parte de la web. Después la guardas en OneNote o en tu lista de webs, o la compartes por correo o las redes sociales:

Microsoft Edge análisis

 

Es una opción pensada para las tablets, pero también puede ser útil para estudiantes, desarrolladores web, o personas que trabajan en un proyecto conjunto.

¿Merece la pena?

Para ser sinceros, Microsoft Edge no hace nada nuevo: la vista de lectura es similar a la de Safari en OS X, puedes guardar webs para leer más tarde en otros navegadores con complementos como Pocket o Instapaper, y también existen complementos de Chrome o Firefox para pintar sobre una web. La ventaja de Edge es que lo integra por defecto.

Su principal hándicap es que no tiene extensiones ni complementos, así que no puedes usar las miles de aplicaciones existentes para Chrome y Firefox, con funciones hoy consideradas imprescindibles como los bloqueadores de publicidad intrusiva o los gestores de descarga. Tampoco puedes sincronizar tus webs favoritas entre diferentes dispositivos.

Microsoft ha anunciado que la sincronización estará disponible cuando estrene Windows 10 para smartphones, y en otoño llegarán las extensiones, que serán similares a las de Chrome.

Edge merece la pena si buscas un navegador minimalista, que arranca muy rápido, no distrae y muestra las webs en pantalla a gran velocidad. También si visitas páginas con mucho texto, para aprovechar su vista de lectura, sabiendo que este modo da errores y se come textos y vídeo.

Pero si visitas webs complejas a menudo o usas muchos complementos y extensiones, deberás esperar a que Edge mejore la compatibilidad e incorpore los mencionados complementos, en otoño.

En cualquier caso, teniendo en cuenta que se trata de una primera versión, Microsoft Edge es, sin duda, un estupendo navegador y en unos meses podrá plantar cara, en todos los frentes, a Chrome y Firefox.

Diez cosas que debes saber sobre el nuevo Windows 10