La Unión Europea quiere poner fin a las guerras de patentes

Unión Europea

Con motivo de una demanda por violación de patentes de Motorola a Apple, el responsable antimonopolio de la Unión Europea ha tomado medidas, y ha recomendado a los principales fabricantes de smartphones que paren de presentar demandas por vioalción de patentes, con el objetivo de poner fin a la guerra de patentes y abrir el mercado a una competencia más libre.

En esta ocasión, la Comisión Europea ha fallado en contra de Motorola Mobility por demandar a Apple, esperando que esta la sentencia ponga fin a una ola creciente de disputas legales entre empresas que compiten por las ganancias del mercado mundial de smartphones.

El responsable antimonopolio de la UE también aseguró que Samsung Electronics tiene que mantener la promesa de no solicitar medidas precautorias contra competidores una vez se haya firmado un acuerdo de licencia.

"Las llamadas guerras de patentes de smartphones no deben producirse a expensas de los consumidores", ha dicho Joaquín Almunia, comisario europeo encargado de la aplicación anti-trust.

Este histórico fallo ayudará a dibujar una línea en una larga guerra entre los fabricantes de teléfonos inteligentes y una serie de acciones legales contra los competidores por los fabricantes que afirmaban que sus diseños habían sido copiados.

Aunque no habrá ninguna multa para Motorola, la Comisión dictaminó que la empresa se había equivocado al solicitar una medida cautelar en contra de Apple en Alemania por la copia de una patente "estándar esencial", para la que Apple había comprado una licencia.

Dichas patentes, que cubren la tecnología móvil básica, tal como el mecanismo para realizar y finalizar una llamada telefónica, se han convertido en motivo de una larga confrontación legal.

Las compañías telefónicas a menudo argumentan que su tecnología, como, por ejemplo, el teclado deslizable de desbloqueo de Apple, debe ser objeto de protección legal para evitar que los rivales la roben.

Desde que Apple entró en el mercado con su iPhone, fabricantes de teléfonos inteligentes han estado tratando de imitar su éxito. Esto ha llevado a una serie de demandas y contrademandas porque su tecnología había sido robada, entre ellas, algunas por elementos básicos de un teléfono móvil.

"La UE está siendo la voz de la razón", dijo Ben Wood, de la firma de asesoría de CCS Insight. "Los fabricantes de teléfonos más pequeños no pueden permitirse el lujo de entrar en batallas legales sobre patentes. Patentes esenciales, como hacer que un teléfono móvil se conecte a una red móvil, deben estar disponible."

La Comisión Europea ha ordenado a Motorola resolver su disputa con Apple en Europa en la mesa de negociación, no en la sala del tribunal.

"Aunque los titulares de las patentes deben ser equitativamente remunerados por el uso de su propiedad intelectual, los ejecutores de tales normas deben tener también acceso a la tecnología estandarizada", ha declarado Almunia.

Las guerras de patentes entre las empresas de tecnología, que también incluyen a Microsoft, Nokia y a sus rivales más pequeños, ponen de relieve la feroz batalla por la cuota de mercado en la industria de la telefonía móvil.