O usas Android 4.4 KitKat, o no entras en Google Play

Ultimatum de Google: o usas Android KitKat en los smartphones nuevos, o no entras en Google Play

¿De qué sirve lanzar un sistema operativo moderno, lleno de mejoras y novedades, si nadie lo usa?

Android 4.4 KitKat incorpora gran cantidad de optimizaciones que facilitan la vida de los usuarios y hacen que disfruten aún más de su smartphone.

Sin ir más lejos, al instalar Android 4.4 KitKat en mi Moto G, he notado cómo la batería dura casi el doble. Además de otras muchas mejoras...

Para Google, y para Android, es muy importante que el mayor número posible de smartphones usen la mejor versión del sistema.

Pero la dura realidad es bien distinta.

Con fecha 4 de febrero,  tras algo más de tres meses desde su lanzamiento, Android 4.4 KitKat sólo estaba instalado en el 1.8% de todos los smartphones Android:

Fragmentación Android 4.4 KitKat

Es el gran problema de Android, la fragmentación. En contraposición, iOS 7 ya está instalado en más del 90% de todos los iPhone.

Esta estadística es especialmente irritante para Google porque diseñó KitKat para funcionar también en la gama baja. De hecho sólo necesita 512 MB de RAM para funcionar. Así facilitaba que los fabricantes actualizasen también sus smartphones baratos.

Pero parecen que no están por la labor. Si no lo hacen en sus móviles de gama media o alta, mucho menos en los de entrada.

Estos días asistimos al lanzamiento de smartphones nuevos equipados con Android 4.3, cuando lo lógico es que, al ser nuevos, ya lleven Android 4.4 KitKat. Pero no es así. Y la actualización de los móviles ya a la venta se está retrasando una eternidad.

20 razones por las que actualizar a Android 4.4 KitKat

Al parecer, según afirma Mobilebloom, Google se ha puesto seria, y ha enviado un ultimatum a los fabricantes: o lanzan los smartphones nuevos con la última versión de Android, o no los dejará entrar en la tienda Google Play.

Hay que tomar esta información con reservas. Mobilebloom habla de una memo interna a la que ha tenido acceso, pero no ha sido contrastada por nadie más. Asegura que Google la ha enviado, como mínimo, a un gran fabricante de smartphones.

Según dicho documento, Google da un plazo de nueve meses desde el lanzamiento de una nueva versión de Android, para que los fabricantes la incluyan en sus smartphones nuevos, sean de gama alta, media o baja.

A partir de esos 9 meses, todo smartphone nuevo que no lleve la última versión de Android, no podrá acceder a la tienda Google Play.

Esta regla entraría en vigor este mismo mes de febrero.

Nos parece una medida algo radical, dado el carácter libre y abierto de Android, pero lo cierto es que Google es la dueña de Google Play, y puede imponer sus normas, especialmente si pone como excusa la seguridad o la estabilidad del sistema.

Quedamos a la espera de comprobar si alguien más confirma este rumor, que sin duda serían buenas noticias para los usuarios de Android.