La verdadera historia de la imagen más famosa del mundo

Windows_XP_Bliss_Felicidad

El pasado 8 de abril Microsoft dejó de dar soporte a Windows XP, uno de los sistemas operativos que mayores alegrías ha dado a la compañía fundada por Bill Gates en toda su historia. En Computerhoy.com te hemos contado ya las diferentes alternativas a Windows XP o cómo hacer menos traumático el salto a otros sistemas operativos como Windows 8.1.

Poco a poco nos iremos olvidando de Windows XP, es ley de vida, pero hay algo que siempre quedará en nuestra memoria: el emblemático fondo de escritorio de la pradera que aparece por defecto tras instalar el sistema operativo.

Cómo descargar temas para Windows desde la web de Microsoft

Esta icónica imagen, que representa una tranquila pradera con un intenso color verde y un cielo azul copado de nubes, está catalogada como una de las fotografías más vistas de la historia. Y es que, aunque no lo parezca, se trata de una fotografía real sin ningún tipo de retoque. Todo un logro si consideramos que cuando Windows XP salió al mercado se utilizaban monitores CRT de baja resolución con un gamut de color muy reducido.

La fotografía fue tomada por Charles O'Rear, un ex fotógrafo de National Geographic que en realidad nunca tuvo la intención de capturar esta imagen. Simplemente sacó su Mamiya RZ67 cuando, de camino a visitar a su novia un viernes por la tarde, se topó con una semejante estampa. “Dios mío, el césped era perfecto”, comenta O'Rear.

La imagen pertenece al Condado de Sonoma en California y se realizó en el año 1996 –cinco años antes de la salida al mercado de Windows XP– antes de que el paraje se convirtiera en unos viñedos. A día de hoy, Charles O'Rear sigue afirmando que la imagen no tiene retoque alguno.

Después de tomar la foto, O'Rear se la vendió a Corbis, empresa de licencias de imágenes digitales propiedad de Bill Gates. Cuando los desarrolladores de Windows XP tuvieron que elegir un fondo de escritorio por defecto no tuvieron dudas, lo que les llevó a comprar la imagen en lugar de adquirir únicamente los derechos de uso.

Se desconoce cuánto pagó Microsoft por la imagen ­–según el autor es una de las mayores suman que ha recibido por una fotografía­– lo que sí sabemos es que los de Redmond no se fiaban de ninguna empresa de mensajería para hacerles llegar el negativo, por lo que compraron un billete de avión a O'Rear para que él mismo les entregara en mano tan valiosa mercancía.

En castellano el fondo de escritorio lleva el nombre de “Felicidad”, el mismo que en inglés “Bliss”, y es tan popular que si introducimos este término en Google es la primera imagen que aparece.

Con motivo del fin del soporte de Windows XP, Microsoft ha publicado un breve documental en el que el propio Charles O'Rear cuenta la historia de una imagen que quedará por siempre ligada a la historia de la informática.