Skip to main content

Windows 10 dejará de intentar instalarse solo dentro de poco

Windows 10 dejará de intentar instalarse solo dentro de poco
user

06/05/2016 - 08:23

Windows 10 es el primer sistema operativo de escritorio de Microsoft en ser compatible con una distribución masiva hacia los usuarios a través de Internet. En concreto, es posible descargarse una ISO de Windows 10 o utilizar el programa que los de Redmond facilitan, para iniciar un proceso de actualización que instalará la nueva versión encima de nuestro anterior Windows 7 o Windows 8.

Durante varios meses Microsoft ha estado intentando forzar la actualización hacia los usuarios de las dos anteriores versiones, en ocasiones incluso haciéndolo sin su permiso. Ayer aparecía una vez más la actualización KB3035583 de forma oculta en los equipos con Windows 7 y Windows 8, preparando el terreno para intentar volver a forzar la instalación de Windows 10 en el máximo número de equipos posible.

Está claro que la intención de Microsoft es actualizar a todos los usuarios que sea posible antes del próximo 29 de julio, momento en que esta actualización dejará de ser gratuita. A partir de entonces, quienes hayan actualizado a Windows 10 antes de dicho día conservarán la licencia del sistema operativo de por vida sin problemas.

Sin embargo, una vez llegue ese día quienes todavía no hayan dado el salto a Windows 10 ya no tendrán la posibilidad de realizar una actualización válida con activación. En este caso, la solución sería pagar por el sistema operativo, o claro está, utilizarlo gratis sin introducir ningún código durante el proceso de instalación.

Millones de cuentas de correo de GMail, Yahoo y Microsoft están en riesgo

La novedad para los que, al menos de momento, tengan claro que no quieren dar el salto a la nueva versión es que ya no tendréis que preocuparos por evitar que Windows 10 se cuele en vuestro PC. A partir del 29 de julio, la aplicación que te avisa de la disponibilidad de dicha actualización desaparecerá y no volverá a molestar más.

A falta de dos meses para que finalice el plazo que Microsoft concedió con la llegada de Windows 10 a todo el mundo, los de Redmond están intentando atraer a tantos usuarios como los sea posible. Parece que de momento les va bien, y ya han superado la meta de los 300 millones de equipos activados con la nueva versión, y la situación no deja de mejorar.

Ver ahora: