Compra iPad de barro, le meten preso al exigir reembolso

iPad tienda (Imagen por Tinhte)

Son cosas que pasan: Un hombre en el Reino Unido compró un iPad en una de las tiendas de Tesco... o al menos eso creía.

Según informó la web de The Telegraph, al abrir la caja, Colin Marsh se topó con trozos de barro. Del iPad, ni rastro.

Para colmo de colmos, cuando regresó a la tienda a reclamar su dinero, con factura de compra y todo, los empleados de Tesco le reportaron a la policía, quienes le metieron preso por "intento de fraude."

Como podrán imaginarse, Marsh, quien había comprado el iPad para su hija de 11 años, estaba de todo menos contento.

"No podía creerlo cuando vi lo que había dentro de la caja. Maddie estaba devastada. Lo llevé de regreso a Tesco, pero me dijeron que no podían reembolsarme el dinero y que necesitarían investigar el caso," explicó al diario.

Aparentemente la tienda había dicho a la policía que la tablet había sido activada a nombre de Marsh.

Dos meses después, las autoridades descubrieron que el misterioso iPad había sido activado en Gales, mientras que Marsh la había comprado en Kent, a 200 millas de distancia.

Ya te contamos hace tiempo la historia de la mujer que intentó comprar dos iPhones por Internet y recibió dos manzanas.

Todo esto ocurrió durante la temporada navideña del año pasado. Sin embargo, Tesco no ofreció una disculpa por el "malentendido" hasta que la noticia empezó a recibir atención por parte de los medios. 

Marsh finalmente consiguió que le devolvieran sus 470 libras, pero de ahí a que vuelva a comprar en la dichosa tienda, es otra historia.

Así que ya lo sabéis, chicos: siempre que compréis un gadget, ¡aseguraos de revisar la caja!