Skip to main content

Corea del Norte vende una tablet que registra todo lo que haces

Esta tablet de Corea del Norte espía a los usuarios

28/12/2016 - 09:23

A primera vista parece una tablet normal y corriente, pero este dispositivo de la marca china Hoozo en realidad es una herramienta más de control que Corea del Norte aplica sobre sus ciudadanos. Para muestra de ello, basta con saber que esta tablet hace una captura de pantalla cada vez que el usuario abre una aplicación.

Woolim, nombre que identifica a este dispositivo, es una de las pocas tablets que oficialmente se pueden comprar en Corea del Norte. Pese a que funciona con el sistema operativo Android, cualquier parecido con las tablets que se venden en Europa es pura casualidad.

Para empezar, en esta tablet el usuario no puede instalar cualquier archivo que se le antoje: solamente son válidos los ficheros que hayan recibido autorización por parte del Gobierno, y la tablet bloquea automáticamente cualquier archivo que proceda de una fuente externa. Por no poder, el usuario no puede ni instalar una simple .APK.

Corea del Norte tan solamente tiene 28 páginas web registradas con su dominio

Pero hay más. Cada vez que el usuario abre una aplicación, la tablet automáticamente inmortaliza el contenido de la pantalla a través de una captura. Estas imágenes se pueden ver en una app instalada en el dispositivo, pero no se pueden borrar, y nadie sabe qué es lo que sucede con esas imágenes cuando la tablet se conecta a la Intranet.

Porque, efectivamente, la tablet se puede conectar a la Intranet de Corea del Norte, pero no a Internet. En esta tablet de Corea del Norte, los componentes físicos de las conectividades inalámbricas están limitados para impedir que el usuario pueda conectarse a redes que vayan más allá de la conexión interna que este país tiene en su territorio.

Dado lo hermético de Corea del Norte, conocer el precio al que se vende esta tablet en las tiendas sería una misión digna de Tom Cruise. Dicen los expertos que su precio debería rondar los 150-200 euros, lo que situaría a esta tablet en la categoría de los productos solamente al alcance de los norcoreanos más adinerados.

Red Star OS, el sistema operativo de Corea del Norte

[Fuente: Motherboard.vice.com]

Ver ahora:

Te recomendamos