Ecologistas contra un museo que pone iPads en tortugas

Tortugas museo Ipads

La apertura del Museo de Arte de Aspen en Colorado debería de haber sido un momento de celebración para los creativos más influyentes del estado, si no fuera por la controvertida exposición que ha hecho que muchos de los asistentes se mostraran deliberadamente en contra del proyecto. La exhibición, llamada "Moving Ghost Town", del artista Cai Guo-Quiang, consiste en tres tortugas, cada una con dos iPads colocados sobre sus caparazones, reproduciendo vídeos que también habrían grabado las propias tortugas. 

Los activistas por los derechos de los animales no se han hecho esperar, y han denunciado que "el peso de los iPads es excesivo para las tortugas", calificando toda la exposición de "abuso y explotación de animales". La petición ya se ha presentado en Change.org y lleva alrededor de 5,300 firmas exigiendo que lleven a las tortugas a un refugio y que les quiten las tablets

¿Te parece que esto es una locura? Peor fue cuando Sony puso cámaras en ovejas para grabar el Tour de Francia

El museo ha respondido diciendo que el peso del iPad apenas es percibible por las tortugas, y que la técnica que se ha usado para asegurarlos a los caparazones es la misma que utilizan los investigadores para colocar instrumentos de rastreo sobre los animales sin perjudicarlos en su medio natural. También han asegurado trabajar con un veterinario local y una organización llamada "Turtle Conservancy" para cuidar de los animales adecuadamente. 

Hasta ahora, los activistaas no han conseguido mucho. Hasta la organización antes mencionada, responsable de la ocnservación de las tortugas, aprueba mediante su silencio la exposición, y no parece creer que los iPads estén dañando a las tortugas. Según hemos sabido, los animales son mascotas abandonadas, y la organización espera que la misma exposición haga las veces de concienciadora para los amantes de las "animales de compañía exóticos".

De hecho, según han declarado, han descartado el asunto de las smart-tortugas, dado su preocupación principal en este momento es la película de las Tortugas Ninja, que podría suscitar que la gente quisiese tener de nuevo una mascota exótica.