FNAC se une a la tendencia de los phablets

FNAC se une a la tendencia de los phablets

Hasta que hace un par de años Samsung sacó al mercado su Samsung Galaxy Note, la idea de tener una tableta y un smartphone en un sólo dispositivo, era eso, una idea. A partir de este lanzamiento, los fabricantes van sumándose a esta tendencia del mercado y estan creando sus propios dispositivos (por ejemplo el LG Optimus G, o el ZTE Grand Memo que se presentó en el reciente Mobile World Congress), por lo que el término Phablet (una unión de "phone" y "tablet") está incorporandose también a nuestro lenguaje.

Ahora FNAC pone a la venta a partir del 11 de marzo su modelo Phablet Fnac 4.5. Dispone de una pantalla de 4,5", resolución QHD de 960x540px y un ángulo de visión de 178º. Su sistema operativo es el Android 4.0 Ice Cream Sandwich. Tiene una cámara trasera de 8 Mpx con flash, cámara delantera, procesador doble núcleo Cortex A9, Bluetooth 4.0. También puede incrementar su memoria interna de 4 Gb, ya que tiene una ranura de expansión MicroSD. De serie trae una tarjeta de 32Gb. Otras funciones interesantes son el Calendario, el Cliente de Correo o el Reproductor de Vídeo. Es compatible con la mayoría de los formatos de imagen (jpeg, bmp, gif, png), de audio (mp3, wav, ogg, flac, aac), de texto (epub, txt, fb2, mobi, pdf, xls, doc, ppt) o de vídeo (3gp, avi, mp4, flv, ts)

El precio del Phablet Fnac 4.5 es de 179,99 euros, libre y por lo tanto puede ser utilizado con una tarjeta SIM de cualquier operador.

Esta tendencia a unificar dispositivos es muy interesante. Por ejemplo, cuando tienes que coger un avión, acabas teniendo que poner en la bandeja del control de embarque el portátil, el teléfono, la tableta... quizá con los phablets puedas llevar un único dispositivo que cubra todas tus necesidades (desde hablar por teléfono a consultar las redes sociales o tu correo electrónico). Además de este hecho, también hay que tener en cuenta el ahorro de espacio en tu bolso o mochila.

Y si eres de los despistados, siempre será mucho más fácil preocuparse por uno de tus gadgets que no por varios... ¿no crees?