¿Frustrados los usuarios de iPad? Así lo afirma Bill Gates.

Según la Real Academia de la Lengua Española:

Frustado/a: 1. Privar a alguien de lo que esperaba. 2. Dejar sin efecto, malograr un intento. 3. Dejar sin efecto un propósito contra la intención de quien procura realizarlo.

Así es como se sienten los usuarios del iPad, según el fundador de Microsoft, Bill Gates. En una entrevista a un canal de televisión estadounidense, Gates afirmó que las personas que utilizan la tablet de su mayor competidor, Apple, se sienten frustadas: "No pueden teclear, no pueden crear documentos. No tienen Office ahí". De la entrevista, se sacan dos razones de peso por las cuales el CEO de Microsoft cree que el iPad genera dicho sentimiento:

  1. No tiene Office. Algo razonable, ya que es el programa en el que estamos habituados a trabajar (Word, Outlook, Excel...)

  2. No tiene teclado físico: algo que puede ser incómodo y dificulta el trabajo.

Según Bill Gates, esto responde al estado actual de la industria, que ya está de camino a una era post-PC, donde los usuarios sustituyen a sus ordenadores personales por tablets. Además, aprovechó la entrevista para hacer promoción de sus productos, las tablets Surface. Estos dispositivos sí cuentan con Office y con un teclado externo. Según Gates: "entregan la portabilidad de las tabletas con las opciones del PC".

Desde mi humilde punto de vista, puede que Bill Gates, objetivamente, tenga razón. Sus tablets son más cómodos para trabajar. Pero tal vez su afirmación se base en un mundo centrado y basado en Microsoft y su sistema operativo Windows. Es fantástico que un CEO esté tan convencido de lo maravilloso (e imprescindible) que es su producto, pero también existen otras alternativas muy válidas. Otra cuestión que creo que hay que tener en cuenta es que iPad, no se diseñó con el fin de sustituir a un ordenador. Y aquellos que lo intenten, verán que no es lo mismo. Los tablets están principalmente pensados para el ocio y el tiempo libre, para navegar por Internet y disfrutar de aplicaciones, juegos, y demás contenido multimedia. Estos nuevos dispositivos no compiten directamente con los ordenadores personales, aunque su llegada haya modificado el patrón de uso de estos últimos. Tal vez Bill Gates tenga una visión diferente de los usos de un tablet, (no se sabe si errada o quizás muy adelantada) pero está claro que iPad y Surface, aunque ambas sean tablets, sus objetivos no son los mismos. Surface es cómodo, útil, pero iPad tiene “ése no se qué” que tanto enamora de Apple. Además de su diseño y calidad, claro.