Skip to main content

Microsoft estaría desarrollando una tablet plegable con Windows 10

Microsoft Courier, el proyecto abandonado de Microsoft para crear una tablet plegable.

27/10/2017 - 10:30

Son ya varios los fabricantes que han anunciado o filtrado -intencionadamente o no- que están trabajando en dispositivos con pantallas plegables. Uno de los más importantes parece que se une a la carrera con todo su arsenal, y es que Microsoft podría desarrollar una tablet plegable con Windows 10.

Además, lo haría en arquitectura ARM, es decir, con procesador Snapdragon. Ya sabemos que tanto Microsoft como Qualcomm trabajan codo con codo para adaptar W10 a esta arquitectura, proyecto que parece ir viento en popa. Esto pondría a ambas compañías a la altura de Samsung y Huawei, las dos marcas que trabajan ya en móviles plegables.

Una idea novedosa...o no

No es la primera vez que el creador de Windows tiene una idea parecida. Según informan algunas fuentes, ya hubo un proyecto de tablet plegable hace al menos siete años llamada Courier, antes de que el resto de fabricantes adelantasen a Microsoft por la derecha. Este proyecto de cara a 2018 resucita la idea bajo el nombre de Andrómeda.

En este caso, las cosas han cambiado bastante. Además de la arquitectura ARM, entre los pocos datos que se tienen de este nuevo dispositivo destacan las referencias a la tinta electrónica. A partir de ahí, todo es intuición: puede que sea mitad tablet mitad libreta electrónica o no. Poco se puede afirmar al respecto por ahora.

Junto con ARM, la tinta electrónica supondría una mejora sustancial en cuanto a autonomía, alcanzando fácilmente varios días de batería incluso con Windows 10. Por ahora, todas las informaciones sobre W10 con Snapdragon reafirman esta hipótesis.

Estos son los portátiles con Windows 10 más vendidos en Amazon España

Para 2018 como muy pronto

El prototipo de tablet Andrómeda con Windows 10 y Snapdragon estará en el mejor de los casos para el año que viene. Incluso es posible que se retrase o que nunca esté, pues no es la primera vez que en Redmond abandonan un proyecto sobre la marcha.

Poco se sabe sobre especificaciones, tamaño, dimensiones o calidad de la pantalla, pues es un simple boceto de lo que podría ser un dispositivo totalmente innovador, con capacidad para crear un mercado y demanda que a día de hoy no existe.

[Fuente: Windows Central]