Microsoft Surface bajará de precio ¿problemas de ventas?

Microsoft Surface bajará de precio ¿problemas de ventas?

Cuando Microsoft lanzó su línea de tablets Surface, esperaba redefinir la manera como la computación móvil era percibida por los usuarios. Con la promesa de integrar de manera fluida las experiencia de un ordenador de escritorio con la movilidad ofrecida por una tablet, la compañía de Redmond pensó tener un producto ganador en sus manos. Sin embargo, pronto empezó a ser notorio que no era así.

Luego de un tiempo de estar disponible en el mercado, se hizo evidente que las Surface no lograban captar la porción de mercado que Microsoft esperaba. Y hoy, como una confirmación tácita del hecho, se ha sabido que los precios de los diferentes modelos de Surface RT recibirán un recorte sustancial.

De esta manera, en los Estados Unidos los precios de Surface se reducirán en US$150,  quedando la Surface RT de 32 GB en US$350, mientras que el modelo de 64 GB costará US$450. Sumando US$100 a cada uno de los precios anteriores, se añadirá la funda con teclado físico incorporado Touch Cover.

Para muchos, la medida es una señal clara del fracaso de Microsoft en lograr atraer consumidores a su oferta. Hay quienes no descartan sin embargo que la rebaja obedezca a la intención de reducir el inventario de las Surface con miras a reemplazarlas con los modelos que fueron sugeridos por Microsoft en la Worldwide Partner Conference esta semana. A pesar de que no se tienen detalles concretos de los rumorados nuevos modelos aparte de que la compañía de Redmond ha estado haciendo pruebas con procesadores Snapdragon y además quisiera integrar procesadores Haswell a su oferta, tendría sentido pensar en una reducción de precios ante los nuevos modelos.

A pesar de que Microsoft en principio declinó hacer comentarios sobre los rumores de descuentos, éstos pronto fueron confirmados por publicidad de Staples. Sea cual sea el motivo, los descuentos anunciados son recibidos con entusiasmo por los consumidores; sólo resta esperar a una confirmación de que la medida será global, y de que la rebaja en precios nos alcanzará; después de todo, las Surface están a la venta en España hace tiempo.