Los niños que usan tablets y móviles tardan más en hablar

El uso de tablets y smartphones en niños menores de 3 años frena el aprendizaje del lenguaje

De vez en cuando, cíclicamente, surgen estudios que ponen en tela de juicio la relación de los niños con la tecnología.

¿Cuál es la edad más adecuada para que los niños comiencen a familiarizarse con los dispositivos móviles? Hace días, en ComputerHoy.com mantuvimos un debate sobre el tema.

El Centro Médico Infantil Cohen de Nueva York decidió iniciar un estudio tras observar como los padres dejaban sus smartphones y tablets a los niños hospitalizados, para que se distrayeran.

Una encuesta a 65 familias indicaba que los padres pensaban que los juegos para móviles eran educativos, y favorecían el desarrollo de sus hijos. Sin embargo, el estudio llevado a cabo por la clínica, afirma lo contrario.

Niños, tablets y smartphones

Niño de 5 años hackea la Xbox de su padre y juega a sus juegos

El informe del Centro Médico Infantil Cohen de Nueva York, realizado con niños menores de 3 años concluye que no existen mejoras en el desarrollo en niños que usan tablets y smartphones, con respecto a los que no los usan. Vamos, que no son más listos por usar apps educativas.

Sin embargo, sí observaron que los niños que jugaban a apps no educativas, como Angry Birds o Fruit Ninja, sacaban peores resultados en los test de lenguaje, tanto a la hora de hablar como de comprenderlo.

Ruth Milanaik, investigadora jefe del estudio, asegura que "es preocupante que los padres estén sustituyendo los libros y juguetes por tablets y smartphones. La tecnología nunca podrá reemplazar la interacción entre un padre y su hijo. Hablar a un niño es la forma más efectiva de fomentar su aprendizaje".

Los expertos no han podido esclarecer si estos peores resultados en los test de lenguaje se debe al uso de disposivos táctiles, o a que mientras los usan sus padres hacen otras cosas y nadie habla con los niños, limitando su aprendizaje del idioma.

En resumen, que no sería la tecnología, sino la falta de atención de los padres, la causa de este retraso.

[Fuente: The Telegraph]