Otra multa de Bruselas a Microsoft

Otra multa de Bruselas a Microsoft

La Comisión Europea ha sancionado, de nuevo, al gigante Microsoft con una multa de 561 millones de euros por incumplir su firme compromiso de dar a elegir a todos los usuarios de su sistema operativo Windows la opción de elegir navegador en sus dispositivos.

Esta no es la primera vez que Bruselas condena a los de Redmond. Desde el 2004, la cuantía acumulada en multas alcanza ya algo más de 2.200 millones de euros. Sin embargo, esta es la primera vez que la Unión Europea condena a una compañía por incumplir algún tipo de compromiso de esta índole.

En total 15 millones de clientes de la multinacional estadounidense no tuvieron la opción de poder elegir buscador si utilizaban la versión Windows 7 Service Pack 1, entre mayo del 2011 y julio de 2012, a pesar de que en un primer momento se especificó que todos los usuarios podrían usar navegadores de la competencia.

Según la Comisión Europea, encargada de la regulación de la competencia, Microsoft no cumplió esta premisa, de hecho, la propia compañía ha reconocido los hechos en declaraciones recientes: “Asumimos toda la responsabilidad del error técnico que ha causado este problema y hemos pedido disculpas por ello. Hemos tomado pasos para reforzar nuestro desarrollo de software y otros procesos para evitar cometer este error, u otro similar, en el futuro”.

El Comisario de la Competencia, Joaquín Almunia, ha señalado que es de extrema importancia cumplir los compromisos adquiridos en este campo y evitar de este modo las posiciones predominantes. Y ha añadido además: "es un papel muy importante porque permiten soluciones rápidas a problemas de competencia".

El importe de la sanción ha sido calculada en función de lo que la Comisión ha considerado como grave. Así mismo se ha intentado añadir un cierto efecto disuasorio y ejemplarizante a la sanción para que de este modo, este tipo de prácticas.