Skip to main content

¿8K vs 4K? Un estudio demuestra que la mayoría de personas no aprecian la diferencia

Samsung 8K

28/02/2020 - 22:41

Todo apunta a que 2020 será el año de la revolución de la resolución. Cuando hay grandes eventos deportivos, los fabricantes de televisores se ponen las pilas para vender sus nuevas tecnologías, y este año tenemos dos enormes citas: Europeo de fútbol y Juegos Olímpicos. La resolución 8K será la estrella del verano, pero un estudio asegura que la mayoría de personas no distinguimos entre resolución 8K y 4K.

Hay un límite en la cantidad de píxeles que el ojo humano puede distinguir, sobre todo a medida que aumenta la distancia de visionado. Es algo que nos está ocurriendo con móviles. Podemos saber si un terminal tiene 300 píxeles por pulgada o más de 400 píxeles por pulgada, pero entre 400 y 500... la cosa cambia, ya que no es algo tan evidente debido a que la densidad de 400 ppp ya es altísima.

¿Ocurre lo mismo con los televisores? Warner Bros. en asociación con Pixar, Amazon Prime Video, LG y la Sociedad Americana de Cinematógrafos ha querido comprobar si el usuario nota la diferencia entre la resolución 4K y os 8K. Y no, parece que no tenemos ni idea y bien podrían darnos gato por liebre ya que no nos enteraríamos.

Samsung, junto con LG, es una de las compañías que más fuerte está apostando por los televisores 8K. Sus modelos tope de gama, como los espectaculares Q950T, apuestan por las 8K, pero no hay que irse a los televisores más caros de Samsung para encontrar paneles con esta resolución.

Ahora bien, ¿cómo se hizo la prueba a ciegas? Entre las diferentes partes, seleccionaron contenido nativo a 8K, fragmentos de 10 segundos HDR10 de Dunkerque, Bichos y Brave. Posteriormente, se hizo downsampling a 4K con el software Nuke que se utiliza como estándar en la industria cinematográfica y, de nuevo, se escalaron hacia arriba (8K) con el mismo software.

El material para la prueba fue un televisor OLED LG de 88". Es 8K y contaba con un PC Intel Core i9 de 18 núcleos y una GTX 1080 Ti. ¿Por qué este hardware? Para evitar que el reproductor no muestre la mejor calidad, básicamente. Todo está enlazado a una interfaz BlackMagic 8K Pro con salida de 2.1 bits a través de HDMI.

Vamos, son archivos sin compresión con la más alta calidad de visionado y a cada participante se le dio una escala para apuntara si con cada cambio de imagen veía mejor, peor o igual (como cuando nos revisamos la vista en el oftalmólogo, vaya).

¿El resultado? Los asistentes al experimento calificaron la resolución 8K como "ligeramente mejor" que la 4K, pero es algo que depende de la distancia. En varias filas, en la primera sí notaban una "marginal" mejora de la calidad de imagen, mientras que en la segunda pocos eran capaces de distinguir entre 8K y 4K.

Además, es en las películas de dibujos animados por ordenador en las que era más sencillo distinguir esto, algo lógico si tenemos en cuenta la cantidad de detalles que se buscan resaltar en estas cintas.

La conclusión del estudio es que, si bien a una distancia corta el 8K cuenta con una ventaja clara, a la distancia de visionado que solemos tener en las casas no es algo que importe demasiado. De hecho, es algo que muchos usuarios han comentado sobre las 4K.

Cuando llegó la actual generación de consolas (PS4 Pro y Xbox One X), se ensalzó la resolución, pero el verdadero "game changer" fue la tecnología HDR que da mejores colores y una mayor riqueza a la imagen.

Eso sí, dicho esto, este año nos vamos a hartar de ver publicidad de televisores 8K. Esperemos que, al menos, esto signifique que las cadenas empiezan a emitir, al menos, en 1.080p y no en 1.080i...