Skip to main content

La próxima gran actualización de Windows 10 ya aparece marcada en el calendario tras una filtración

Microsoft Surface Pro X, análisis y opinión

08/05/2020 - 19:26

Sin darse cuenta, Microsoft ha filtrado la posible fecha de lanzamiento de la próxima gran actualización de Windows 10. Si la compañía no cambia de planes, llegará a los usuarios a finales de mes.

Desde que la compañía de Redmond convirtió Windows en un servicio, cada año tienen lugar dos grandes actualizaciones: la primera en primavera y la segunda en otoño. Dependiendo de la ocasión, cada una de ellas mejora la estabilidad, optimiza el rendimiento o introduce nuevas funciones para el sistema operativo.

Este año, la primera gran actualización de Windows 10 se conoce popularmente como Windows 10 May 2020 Update, debido a que su liberación estaba prevista para este mes. De acuerdo con los rumores, Microsoft esperaba lanzar la versión final de Windows 10 2004 en las primeras semanas del mes, en concreto el 12 de mayo, pero la compañía se ha visto obligada a cambiar de planes debido a los problemas. 

Tal como os informamos hace unos días, Microsoft detectó un exploit zero-day y la compañía decidió retrasar la actualización de Windows 10 para parchear la vulnerabilidad antes de su lanzamiento. 

Ahora, parece que tenemos en el horizonte una nueva fecha de lanzamiento de Windows 10 2004. Tal como recoge Windows Latest, la ha filtrado la propia compañía de Redmond a través del Driver Shiproom Schedule, el calendario que Microsoft envía para informar de cuándo se pueden lanzar drivers.  

Com puedes ver bajo estas líneas, la corporación tiene marcados en rojo los fines de semana, en azul los festivos nacionales, en verde las actualizaciones acumulativas y en amarillo los días reservados para las actualizaciones de funciones. Por tanto, la actualización de mayo de 2020 de Windows 10 llegaría los días 26, 27 o 28 de mayo.

Windows 10 calendario

Microsoft

No obstante, por el momento no podemos afirmar nada con seguridad. Y es que, aunque la información provenga de la propia Microsoft, la compañía no ha confirmado nada todavía. 

Ahora solo nos queda esperar para ver si finalmente se cumplen estas previsiones o si, por el contrario, algún otro contratiempo obliga a retrasar de nuevo la actualización.