Skip to main content

Las actualizaciones del futuro de Windows se instalarán tan rápido como una aplicación móvil

Windows 10X

12/02/2020 - 17:45

Microsoft podría hacer que las actualizaciones del futuro Windows se nos instalaran en apenas unos segundos, como si fueran actualizaciones de aplicaciones para móviles, algo que podríamos ver muy pronto con Windows 10X.

Uno de los principales problemas que tenemos con las actualizaciones de Windows 10, es que requieren gran parte de nuestro tiempo hasta que acaben. A veces debemos parar hasta una hora de trabajar con nuestro ordenador para que una actualización de Windows 10 se descargue y después se instale, y con el miedo de que puede existir algún error posterior.

Ahora Microsoft está experimentando con la posibilidad de hacer que las actualizaciones a través de Windows Update sean tan rápidas que tarden un máximo de 90 segundos, y de momento se están refiriendo a Windows 10X, el sistema operativo dirigido a dispositivos plegables y de doble pantalla.

En principio la Surface Neo es uno de los primeros dispositivos con Windows 10X, pero también cualquier socio puede hacer uso de este sistema si sus lanzamientos adoptan un factor de forma plegable o de doble pantalla. Los de Redmond aseguran que la forma en la que Windows 10X manejará las actualizaciones será muy diferente al Windows 10 de escritorio. Y es que en la forma en la que está construido, Windows 10X está técnicamente separado del resto de los componentes del sistema operativo, incluido los problemáticos controladores y las aplicaciones.

Windows 10X

Además, los programas Win32 se ejecutarán en contenedores, con lo que no realizarían ningún cambio en los archivos del sistema, reduciendo así el impacto y el tiempo para las actualizaciones.

El funcionamiento de las actualizaciones con Windows 10X hará que se descarguen las funciones en una etapa online, y después usará una partición off-line para implementar los archivos necesarios antes del reinicio. Una vez que el usuario reinicie el sistema, Windows 10X migraría la información necesaria a la nueva partición, en un proceso no superior a los 90 segundos.

De momento está característica está sobre la mesa para Windows 10X y no para la versión normal de Windows 10, pero tampoco se podría descartar que en un futuro pueda estar presente en el sistema operativo para ordenadores de escritorio.

Más:

#Windows