Skip to main content

Los adolescentes con más dispositivos electrónicos en casa estudian menos

Niño viendo televisión

24/04/2019 - 19:46

Conforme han ido pasando los años, y la digitalización se ha hecho con un lugar predominante en nuestras vidas, a los padres de medio mundo les ha comenzado a surgir la misma duda: ¿Y si tanta pantalla no es buena ni para su salud ni para su desarrollo como niños? ¿Y si estamos abusando del consumo de dispositivos electrónicos en sustitución de otras actividades, como el deporte o los juegos clásicos, mucho más provechosas para ellos?

Una pregunta repetida mil y una veces que ha encontrado varias respuestas no demasiado halagüeñas por parte de la comunidad científica. La última advertencia al respecto llega, de hecho, de un estudio científico realizado en España y en el que se ha analizado el rendimiento físico y hábitos como el estudio de 1.600 jóvenes de entre 9 y 18 años.

¿La principal conclusión? Los niños y adolescentes con pantallas en el dormitorio pasan más momentos sentados o tumbados y dedican menos tiempo a estudiar.

"Las conclusiones destacan que el número de materiales, equipamientos e instalaciones deportivas disponibles en el entorno se relaciona con un menor sedentarismo y con un mayor tiempo de estudio. Al mismo tiempo, hemos observado diferencias significativas entre el tiempo dedicado a los dispositivos tecnológicos y a actividades educativas”, indica a la Fundación Descubre el investigador de la Universidad de Cádiz, José Castro, autor del artículo.

Además, los investigadores de la Universidad de Cádiz, la Autónoma de Madrid, y el grupo Inmunonutrición del CSIC han detectado que las chicas son más sedentarias que los chicos y dedican más tiempo a actividades educativas como leer o estudiar. Ellos tienen más ordenadores, consolas o televisores dentro de sus dormitorios, pero ellas pasan más tiempo navegando por internet o hablando con las amigas.

La investigadora de la Universidad Autónoma de Madrid Verónica Cabanas, también autora del artículo, afirma que "de las más de siete horas de tiempo libre que tiene un adolescente cada día de media, dedica tres frente a una pantalla y algo más de dos a los estudios. Esto hace que este sedentarismo influya en el riesgo de padecer enfermedades cardiometabólicas a edades tempranas. Con esta investigación hemos profundizado en los factores que pueden contribuir a reducirlo”.

Ver ahora: