Skip to main content

Alemania carga contra Facebook y pone en peligro la fusión con WhatsApp

Facebook ads

08/02/2019 - 12:37

La rumoreada fusión como plataforma de WhatsApp, Facebook e Instagram tendrá que esperar, al menos en algunas partes del mundo. Todas pertenecen a la misma compañía, dirigida por Mark Zuckerberg, que planea esta fusión para el año 2020.

El regulador alemán, cuya misión es evitar que se formen monopolios, acaba de dar un tirón de orejas a Facebook por el uso que hace de los datos de sus usuarios en las distintas aplicaciones que posee. Básicamente reprochan la posición dominante que tienen en el mercado y cómo se aprovechan para elaborar perfiles comerciales de sus usuarios con los datos de todas estas apps, algo que podría ser considerado como ilegal.

Eso significa que si ahora que no forman parte de la misma plataforma lo ven como algo negativo, jamás permitirán la fusión que Zuckerberg tiene en mente. No es ni mucho menos la primera voz que se alza contra la megaplataforma de datos que Facebook quiere construir, aunque sí es una de las más importantes si tenemos en cuenta su poder de influencia sobre otros reguladores europeos.

El comunicado es bastante duro con la compañía, a la que acusa de recopilar datos de los usuarios sin su consentimiento formado y expreso, algo que violaría varias normativas a nivel europeo.

Ni que decir tiene que Facebook lo niega todo. Incluso han publicado una respuesta en su blog oficial, aunque de poco servirá si las autoridades alemanas decicen llevar el caso a los tribunales, como puede que hagan próximamente.

No es la primera vez que Facebook Inc. tiene problemas en Europa por su política de privacidad. A raíz de la compra de WhatsApp ya se le prohibió expresamente enviar datos de una plataforma a otra, una restricción que quieren sortear simplemente llevando todas sus apps a una única plataforma centralizada.

Y para ti, ¿qué supondría esta fusión entre aplicaciones de Facebook? Te lo explicamos

El poder que adquiría esta compañía sobre el mercado sería prácticamente monopolístico, algo que no gusta a las autoridades de ningún país. Hay que aclarar que dicho movimiento no implicaría una fusión de todas sus apps, al menos de momento, pero sí de la gestión que se hace de los datos recopilados, algo que por ahora se hace o se debería hacer de forma independiente.

Ya se verá en qué queda la polémica, aunque no que es seguro es que las autoridades europeas suelen ser bastante estrictas en este aspecto.

Ver ahora: