Skip to main content

No es Black Mirror: hay empresas que ya ofrecen la posibilidad de hablar con programas que simulan ser personas fallecidas

Hombre hablando con el movil

Depositphotos

16/12/2021 - 09:55

Charlar con programas que simulan ser una persona fallecida ya es posible, a pesar de las dudas que puedan surgir.

Algunas de las novedades tecnológicas que llegan ya las hemos visto en series y películas de ciencia ficción, y normalmente no acaban del todo bien. El hablar con una inteligencia artificial que simula ser una persona fallecida apareció en un capítulo de Black Mirror y puede provocar muchas cuestiones éticas, pero eso no quita para que sea posible.

En CNET han recogido el testimonio de una persona que conversa con un chatbot que simula ser su padre. Este falleció en 2017 y James Vlahos dedicó meses a recopilar todos los testimonios que tenía de él y dar forma a una IA que además habla con su voz. La tecnología, a la que llamó Dadbot, está siendo aprovechada.

Dadbot ha llegado a HereAfter AI, una plataforma que nació con la intención de crear chatbots, inteligencias artificiales y en el futuro hologramas de fallecidos.

Las experiencias con este programa parecen prometedoras y no tan chocantes como se podrían imaginar, aunque está claro que quien da el paso ya lo habrá valorado anteriormente.

El funcionamiento de esta y otras plataformas en general se basa en la grabación que se hace de entrevistas a personas de las que se creará el avatar, no en la simple recopilación de información de fallecidos. El principal motivo se encuentra en que se trata de captar también su voz, no solo recuerdos o conversaciones, para dar más veracidad a la inteligencia artificial.

Este proceso es gratuito, aunque luego quien quiera interactuar con el avatar tiene que pagar una suscripción. Además, existe la opción de descargar recuerdos o grabaciones solo con la intención de escucharlas.

VIDEO

[CH] Robot ayudante de albañil escala techos y paredes

Esto abre la puerta a quien quiera guardar recuerdos o experiencias. No solo tiene que relacionarse con dejar una huella tras fallecer, aunque es una idea que todavía debe perfilarse. Al menos en empresas como HereAfter AI afirman que las grabaciones "no las distribuimos ni las monetizamos de ninguna manera alternativa, como la extracción de datos para publicidad".

En general se puede orientar todo esto hacia distintos caminos que deben encontrar su clientela: guardar recuerdos y compartirlos, charlar con conocidos que fallecieron o incluso crear sus dobles en un futuro metaverso... Las posibilidades son muchas, pero irán a la par que los avances en inteligencia artificial y las sensibilidades de los usuarios.

Etiquetas:

Tecnología

Y además