Skip to main content

Amazon continúa destruyendo millones de productos que no consigue vender y muchos de ellos nuevos

Jeff Bezos, fundador de Amazon

Jeff Bezos, fundador de Amazon

REUTERS/Clodagh Kilcoyne

21/06/2021 - 21:26

La destrucción de miles de productos sigue siendo un problema para Amazon, un reportaje de una cadena británica demuestra que no han cesado en estas prácticas.

No es la primera vez que Amazon protagoniza un escándalo, la multinacional de comercio electrónico tiene predilección por ser el centro de atención en cuanto a gestiones desastrosas. En el 2019 salió a la luz una investigación que arremetía directamente contra la política de Amazon a la hora de deshacerse del stock sobrante. La compañía fundada por Jeff Bezos destruía todos los productos que no habían sido vendidos.

Esta práctica causó un gran revuelo en las redes sociales, llegó hasta tal punto que las medidas tomadas por Amazon para salvar su imagen fue crear un programa de donación de productos no vendidos a organizaciones sin ánimo de lucro. La propuesta fue aceptada a regañadientes, pues la solo se iba a implantar en los almacenes situados en Estados Unidos y en Reino Unido.

Lo que ha ocurrido es que tres años después de que se supiese ese escándalo, Amazon sigue manteniendo sus zonas de destrucción en los almacenes de Reino Unido. Un reportaje que ha llegado de la mano de ITV News, programa de noticias de la cadena de televisión británica ITV 1, demuestra que las malas prácticas de Amazon continúan sin ningún tipo de represalia.

En el reportaje se muestra una cantidad ingente de productos que están siendo destruidos simplemente por no haber sido vendidos, de hecho, en un momento del vídeo se puede ver que en abril de este año la planificación para destruir productos esperaba eliminar 124.332 objetos. Y, es que, el problema según Amazon es que la devolución de los productos a sus respectivos fabricantes supone un gasto enorme; mientras que lo barato es destruirlo.

La práctica de Amazon no es nueva y parece que, por el momento, seguirá presente en el organigrama de la compañía. La donación de los productos a causas benéficas son propuestas que no terminan de cumplirse de manera integra pese a los esfuerzos de Amazon. Al final, lo cómodo y económico es la destrucción de objetos; por desgracia.