Skip to main content

Amazon donará los productos que no venda en lugar de destruirlos

Amazon

15/08/2019 - 09:57

Recientemente se ha sabido que Amazon destruía al año una media de tres millones de productos no vendidos solo en Francia. Esto ha generado reacciones al más alto nivel donde el propio secretario francés de Transición Ambiental, Brune Poirson, ha calificado la práctica de "ambientalmente irresponsable e impactante".

Ante la polémica que ha causado esa información por el enorme impacto ambiental y de recursos que supone fabricar esos productos para finalmente destruirlos sin darles ningún uso, la empresa de Jeff Bezos ha decidido donarlos a organizaciones sin ánimo de lucro.

En principio, el programa de donación para estos productos no vendidos se activará únicamente en los almacenes de la compañía situados en EE.UU. y Reino Unido, pero no se descarta que la medida se extienda a otras sucursales de todo el mundo.

"Sabemos que poner estos productos en manos de quienes los necesitan transforma vidas y fortalece a las comunidades locales" dijo en un comunicado Alice Shobe, directora de la sección de donaciones de la compañía. "Estamos encantados de extender este programa a los vendedores que utilizan nuestra plataforma logística".

El origen de la destrucción de estos productos es que la devolución de la mercancía no vendida a los vendedores que utilizan su plataforma tiene un coste de 50 centavos cada producto, mientras que la destrucción tiene un coste de 15 centavos.

Así estafó 330.000 euros a Amazon un joven de Mallorca

Por ese motivo, la mayoría de los vendedores optan por destruir los productos que no han vendido y que Amazon no puede almacenar en sus centros logísticos. Con esta nueva iniciativa, Amazon incentiva a sus vendedores a donar los productos a causas benéficas o a organizaciones sin ánimo de lucro en lugar de destruirlos.

Amazon no es la primera que decide crear una plataforma de donaciones para dar salida a los excedentes de venta tras enfrentarse a una polémica por la destrucción de productos sin usar. En 2010 la firma de ropa H&M se enfrentó a una situación similar tras una serie de polémicas causadas por la destrucción de prendas que no habían sido vendidas durante la temporada.