Skip to main content

Ring publica un mapa con todos los acuerdos que tiene con la policía para sus cámaras de seguridad

Seguridad

29/08/2019 - 09:16 | Actualizado 29/08/2019 - 20:05

Para una empresa de cámaras de seguridad asociarse con la policía local aporta muchas ventajas, tanto para la compañía como para los clientes, pero esta colaboración puede ser algo cuestionable. Este es el caso de Ring, una empresa propiedad de Amazon

Ring, para quienes no la conozcan, se dedica a vender cámaras de seguridad conectadas para que los propietarios de las viviendas protejan y vigilen su hogar. Para mejorar su servicio, la compañía ha publicado un mapa con todos los distritos en los que la policía local estadounidense colabora con ellos. Una asociación que, de momento, sólo se está dando en Estados Unidos. 

En el mapa se puede ver cada uno de departamentos de policía que trabajan con Ring repartidos por el territorio estadounidense para que los ciudadanos que estén pensando en comprar los dispositivos de esta marca sepan si su departamento de policía colabora con la empresa y sentirse más seguros, aunque no ha todo el mundo le ha parecido buena idea. 

Seguridad

En el mapa aparecen unos 405 departamentos de policía asociados a Ring, pero según la investigadora de privacidad Shreyas Gandlur, los locales relacionados con esta marca serían únicamente 250, una cifra muy inferior a la aportada por la empresa. 

Asociarse con la policía local, como decíamos al principio, puede parecer una buena idea, pero esconde algunas inconvenientes. Para empezar, permitiría a los agentes solicitar imágenes de las cámaras de los vecinos. En algunos correos entre la empresa y los agentes se han desvelado conversaciones en las que acuerdan ocultar al público ese intercambio de imágenes, algo que la empresa niega. 

Por otro lado, este vínculo es publicidad para la empresa, no proporcionada por la empresa sino desde los departamentos de policía que han estado animando a los vecinos a comprar estos dispositivos. CNET asegura que algunas ciudades han estado usando dinero público para ofrecer descuentos a los vecinos que compraran los productos de Ring, hasta 19.000 dólares en fondos de la ciudad.

Es cierto que los timbres con cámaras de seguridad que vende Ring permiten a los vecinos compartir imágenes con la policía a través de la aplicación Neighbors, pero en algunos casos los agentes habrían exigido esas grabaciones sin importar la opinión del propietario de la vivienda y del dispositivo. 

Actualización 03/09: Ante esta información, la compañía Ring se puso en contacto con nosotros para asegurar que "los clientes de Ring tienen el control de sus vídeos", ellos "deciden si comparten sus grabaciones o datos públicamente" y se comprometen a avisar al cliente cuando la policía solicite las imágenes, algo para lo cual se requerirá "el consentimiento del usuario para que cualquier grabación o información sea compartida con la policía."

En cuanto a las promociones realizadas por los servicios públicos para que los vecinos de la localidad se unan al servicio de Ring, la empresa ha explicado que "Para promover la transparencia, alentamos a nuestros socios de las fuerzas de seguridad a compartir los detalles de su asociación con sus comunidades, así como a educar a los residentes sobre cómo pueden interactuar con los representantes de la policía en la aplicación de Neighbors".