Skip to main content

Qué aplicaciones seguirán funcionando en Windows 11 y cuáles serán incompatibles

Windows 10

DepositPhotos

23/06/2021 - 09:30

Windows 11 se acerca y las preguntas sobre el nuevo sistema operativo son muchas, aunque algunas empiezan a aclararse.

La presentación oficial de Windows 11 llegará pronto y son muchos los usuarios y profesionales que se mantienen a la espera de conocer cuáles serán las características oficiales del nuevo sistema operativo y las novedades que presentará a todos los niveles, desde la usabilidad a la compatibilidad con los equipos y las aplicaciones.

Afortunadamente para los más impacientes, hace días se filtró una versión de Windows 11 y ha servido de guía para adelantar información sobre el sistema operativo, aunque no ha estado exento de polémica. Debemos recordar que todo lo que se ha extraído se encuentra a falta de confirmación y todavía puede cambiar.

Uno de los aspectos más importantes ha estado en comprobar si todos los equipos se actualizarán a Windows 11 y cuáles son los requisitos para los ordenadores, pero hay otras dudas, como si existirán incompatibilidades con las aplicaciones ya instaladas en Windows 10.

En XDA Developers han compartido algunas de las novedades de Windows 11 y las pruebas realizadas apuntan a que en principio "todas las aplicaciones de Windows 10 deberían funcionar bien". El motivo es algo que hemos reiterado en numerosas ocasiones: esta nueva versión tiene más novedades de diseño que de fondo.

Según informan, las aplicaciones incluidas en el sistema operativo son las mismas y las características también son idénticas, lo que ha variado es la apariencia. Tanto es así, que todas las aplicaciones probadas han funcionado exactamente igual, incluso algunas que en ocasiones daban problemas en Windows 10 gracias a la emulación x64 que integra.

Aun así, pueden darse algunos problemas en equipos que hayan dado el salto a Windows 10 desde Windows 7 o Windows 8.1 con aplicaciones ya instaladas hace años, al menos si no son de grandes compañías, finalizó el periodo de soporte o si la empresa que las desarrollo ya no existe. Pero estos son casos muy puntuales.

En definitiva, que Windows 11 sea continuista tendrá muchas ventajas para los usuarios y reducirá la crisis que conlleva todo cambio de sistema operativo.