Skip to main content

Apple denuncia a la empresa que destruía sus iPhones y iPads por arreglarlos y vender 100.000 de segunda mano

Apple reciclaje

04/10/2020 - 20:44

Más de 100.000 dispositivos de Apple que deberían haber sido desmontados y reciclados, han acabado en el mercado de segunda mano. Y la polémica está servida: si funcionan... ¿por qué Apple los quería destruir?

Docena de millones de smartphones se tiran todos los años a la basura. Un dispositivo que no solo es altamente contaminante, sino que también contiene abundantes metales preciosos. Apple recicla cada año cientos de miles de smartphones y tablets, extrayendo metales valiosos y piezas operativas, y tirando el resto. Para ello utiliza a empresas especializadas como GEEP Canadá, a la que ha denunciado por revender más de 100.000 dispositivos que debería haber destruido.

Apple dispone de sus propias máquinas de reciclaje como Daisy y Dave, pero no son suficientes para los cientos de miles de dispositivos estropeados que recibe su servicio técnico, así que contrata a empresas externas como GEEP Canada para que los recicle y destruya. Pero, según cuenta The Logic, Apple ha cursado una denuncia en la que acusa a GEEP de haber robado 103.845 iPhones, iPad y Apple Watch, que ha revendido en el mercado de segunda mano en lugar de destruirlos.

Según esta denuncia, la compañía canadiense recibió alrededor de 500.000 dispositivos de Apple para reciclar, entre 2015 y 2017. Pero durante una auditoría, Apple descubrió que el 18% de ellos seguían conectados a la red telefónica, cuando deberían estar destruidos. Teniendo en cuenta que muchos iPad y relojes de Apple no tienen conexión celular, seguramente el porcentaje será mayor.

Surface Laptop Go

Surface Laptop Go

Surface Laptop Go es el portátil más ligero de Microsoft, ideal para teletrabajar y estudiar. Con mejoras en la cámara para las videollamadas, teclado completo, encendido instantáneo, carga rápida y batería para todo el día.

GEEP Canadá ha negado que haya revendido estos dispositivos, pero no niega que, efectivamente, están en el mercado. Asegura que fueron robados por tres empleados de la empresa. Algo que Apple niega en la propia denuncia, argumentando que uno de esos empleados es el gerente senior de la empresa, el máximo responsable de su gestión.

Más allá de la existencia del delito, la pregunta que se hace mucha gente es por qué Apple quería destruir más de 100.000 dispositivos que siguen funcionando, como desmuestra que se hayan vendido en el mercado de segunda mano.

Según ha explicado a The Verge, Apple argumenta que "los productos enviados para reciclaje ya no son adecuados para venderlos a los consumidores y si se reconstruyen con piezas falsificadas, podrían causar problemas de seguridad graves, incluidos defectos eléctricos o de la batería".

Seguro que muchos especialistas en reciclaje no estarán de acuerdo con eso, y si un smartphone es recuperable instalado otras piezas equivalentes, no tiene por qué ser inseguro o peligroso para la salud.

Pero ésta es la política de Apple, que como decimos no tiene nada que ver con el grave hecho de que una empresa contratada para reciclar, supuestamente se quede con más de 100.000 dispositivos, y decida revenderlos. Apple reclama más de 20 millones de euros en concepto de daños y perjuicios.