Skip to main content

Así puedes convertir tu salón en un centro de descarga de torrents

Ordenador portátil

13/09/2018 - 12:00

Los torrents son el formato de descarga más popular en nuestros días, tanto por velocidad como por comodidad. Es el motivo por el que muchas organizaciones distribuyen su contenido de esta forma, como por ejemplo Linux.

Además, muchos creadores independientes prefieren compartir sus productos a través de esta red de descargas, algo que hace especialmente interesante la posibilidad de crear tu propio centro de descarga de Torrents con el salón de casa como epicentro.

La comodidad de bajar contenidos desde el sofá y luego enviarlos al PC o la TV es un plus que puedes tener fácilmente, y es que existen dispositivos de todo tipo y precio para poder hacerlo.

Estos torrent, sobra decirlo, pueden ser completamente legales, aunque no cabe duda de que también hay un inmenso porcentaje de contenido ilegal que circula por la red.

En cualquier caso, depende enteramente de ti hacer un uso ético y legal de los recursos a tu disposición.

1. Un móvil y un Chromecast

Ya sea con tu móvil principal o con algún dispositivo viejo que guardes por casa, una forma de convertir tu salón en un gran centro multimedia conectado a la red de torrents es comprar un Chromecast.

Este dispositivo de Google permite enviar la señal de vídeo desde un smartphone a tu TV, proyectando así la pantalla completa o cualquier aplicación compatible, como por ejemplo pueden ser Netflix o YouTube.

Sin embargo, hay aplicaciones que permiten enviar archivos multimedia que tengas en tu móvil directamente a Chromecast, con audio y subtítulos.

Una de las mejores es sin duda LocalCast, compatible con iOS y Android.

Chromecast

2. Una Raspberry Pi

Otra gran alternativa para poder ver contenido multimedia en la TV del salón es una Raspberry Pi, probablemente el mini PC más popular del mundo. Se vende en forma de placa o en un pack con caja y varios accesorios, y es altamente personalizable.

Puedes usarla como consola o como PC conectado directamente a la TV por HDMI. En ese caso, sólo tienes que instalar alguna distro de Linux para bajar tus Torrents y reproducirlos en la TV, ya sean fotos, vídeos o cualquier otro contenido.

También puedes usarla para ver vídeos de YouTube o Netflix.

Lleva internet a toda tu casa con estos repetidores WiFi de AVM

3. Otro mini PC o portátil viejo

Si no quieres gastar, puedes recurrir a algún ordenador viejo que tengas por casa. Conectado por cable o VGA a la TV también dará la misma utilidad que una Raspberry, aunque consumiendo más espacio y energía.

Una buena alternativa es comprar un mini PC. Los hay del tamaño de un pendrive y compatibles con Windows, aunque por potencia le viene mucho mejor una distro ligera de Linux. Al fin y al cabo sólo lo vas a usar como centro multimedia.

Ver ahora: