Logo Computerhoy.com

El avión que limpia el cielo funciona con amoniaco y volará este próximo año

Motor
Avión en el aire

Si queremos seguir volando en la próxima década las autoridades internacionales están dejando caer que tendrá que ser de forma limpia y verde. Esto hace que el negocio actual sea inviable de aquí a diez años. Hay soluciones para llevar a cabo esta revolución.

Todo el sector aeronáutico tiene que dejar de utilizar combustible para aviones en las próximas décadas, pero mientras tanto sigue comprando aviones enormemente caros que se espera que sigan dando beneficios durante más de 20 años.

La empresa australiana Aviation H2 espera limpiar las emisiones de estos vuelos comerciales convirtiendo las aeronaves existentes para que quemen amoníaco verde en lugar del combustible estándar para aviones Jet-A.

Para ello, planea tener un avión de pasajeros de nueve plazas en el aire y volando con amoníaco a mediados del próximo año. Nada de motor de hidrógeno o eléctrico: el futuro es del amoníaco.

Esquema de funcionamiento del motor de amoníaco

El amoníaco, para quien no lo sepa, es un prometedor portador de energía y un futuro combustible con un interesante potencial para descarbonizar sectores como el transporte marítimo y el ferroviario.

Hoy en día es el segundo producto químico más producido en el mundo y se utiliza principalmente como fertilizante, pero a medida que la revolución de la energía limpia se ponga en marcha, empezará a utilizarse eficazmente como una forma más fácil de transportar y almacenar el hidrógeno verde.

La energía renovable, como todos sabemos, no se produce donde y cuando se quiere. A menudo, el potencial de energía limpia se encuentra a una distancia incómoda de donde está la demanda.

Esquema de funcionamiento del motor de amoníaco

Si esa energía limpia se utiliza para electrolizar agua y producir hidrógeno, puede almacenarse y transportarse. Pero ese hidrógeno también puede mezclarse con nitrógeno atmosférico para producir amoníaco, que se desplaza mucho mejor que el H2 gaseoso o líquido criogénico.

Hay varias formas de obtener la energía del amoníaco en forma de electricidad, pero Aviation H2 se ha centrado en su potencial como combustible. Con unas pocas modificaciones, se puede convertir un motor de avión normal para que funcione con amoníaco, eliminando todas sus emisiones de dióxido de carbono.

La operación será mucho más rápida y barata que la conversión a pila de combustible de hidrógeno, que requeriría desechar los motores en perfecto estado y sustituirlos por motores eléctricos, así como destripar los sistemas de almacenamiento de combustible y poner algo diferente.

La seguridad, por supuesto, estará bajo un escrutinio extremo a lo largo de la revolución de la aviación limpia, y para ello, todas las empresas tendrán que tener todos sus trenes motrices certificados por las autoridades de aviación pertinentes.

Avión de United Airlanes

Las emisiones también estarán bajo el microscopio, y aquí, la combustión del amoníaco se encuentra con un problema. Cuando el hidrógeno del amoníaco se rompe y se une al oxígeno atmosférico para formar agua, un porcentaje del nitrógeno también se oxida en la llama, provocando óxidos nitrosos, que son perjudiciales para el medio ambiente.

El objetivo inicial de la empresa es construir y probar en vuelo un pequeño avión regional de nueve plazas. Después de tres meses de estudios de viabilidad, ha firmado un acuerdo con un operador que da a Aviation H2 acceso a los hangares, instalaciones y licencias de vuelo.

El plan inicial es construir un avión capaz de realizar vuelos de una hora de duración, con el mismo empuje de los motores y las mismas características de rendimiento que obtendría en el Jet-A.

Toyota Mirai

Será una autonomía útil para empezar mejor que otras opciones de carbono cero, y con algo más de desarrollo la empresa cree que puede conseguir que el vuelo con amoníaco se acerque a las autonomías de los combustibles tradicionales tal y como están hoy en día.

El plan es tener un avión en el aire, con al menos un motor que funcione con amoníaco, a mediados de 2023, para probar el concepto. A continuación, la empresa saldrá a bolsa para recaudar los fondos necesarios para patentar, certificar y comercializar un tren motriz de amoníaco.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además