Skip to main content

BassMe Plus, el primer subwoofer personal directo al corazón

BassMe Plus

BassMe

06/02/2021 - 11:20

Aquí tenemos el primer subwoofer personal, que en vez de retumbar en el suelo, lo hace en tu cuerpo.

Dejando a un lado los viejos loros (reproductor de cinta con altavoces) que muchos jóvenes llevaban en el hombro en los años 80, normalmente los altavoces que usamos en nuestro cuerpo son los clásicos auriculares que nos colocamos en las orejas. BassMe+ quiere cambiar esto con el primer subwoofer personal que se coloca sobre el corazón.

BassMe+ no es un altavoz para escuchar música. Al menos en el sentido convencional. Sus creadores, la compañía francesa BassMe, aseguran que su objetivo es "hacernos sentir la música".

Lo que hace BassMe+ es enviar ondas de sonidos graves al interior de nuestro cuerpo, a través de la caja torácica. Puedes ver cómo funciona en este vídeo:

Se trata de un subwoofer de 26 W que se sujeta en el hombro derecho, y se coloca sobre el centro de la caja torácica. Presiona ligeramente el torso, para transmitir las ondas de sonido.

Se conecta al móvil, ordenador o consola a través de Bluetooth 4.2 o de un cable mini jack, y como todos los subwoofer, potencia los sonidos graves. La diferencia es que en lugar de transmitirlos a través del suelo, lo hace en el interior de nuestra caja torácica.

Por lo visto el efecto es similar a escuchar música en directo en un concierto, en donde los grandes altavoces de los estadios hacen que te retumbe todo el cuerpo.

Lo mejor de todo es que BassMe+ no solo funciona con música. También sirve para los sonidos graves (explosiones, disparos) de las películas y los videojuegos. Y con la ventaja de que no molesta a nadie, como ocurre con un subwoofer convencional que retumba en el suelo.

Dispone de una batería que se recarga en tres horas, y ofrece una aceptable autonomía de seis horas.

Parece una experiencia bastante potente, y desde luego se ajusta muy bien al término sentir la música que utilizan sus creadores, de forma literal.

Si estás interesado, el subwoofer personal que se coloca en el corazón, BassMe+, se vende en tiendas de música y en su página web a un precio de 129 euros.