Skip to main content

Las centenarias batallas de samuráis cobran vida gracias a la magia de las pantallas plegables

Batalla de Sekigahara

Shigeta Yusuke / Culture Gate to Japan

16/06/2021 - 21:24

El artista japonés Yusuke Shigeta ha recreado mediante animación una mítica batalla pintada hace más de 400 años, y  la exhibe en una enorme pantalla plegable, simulando los viejos lienzos de la época.

La tecnología y el arte se han aliado con gran éxito en innumerables ocasiones. Aquí tenemos otra prueba. Un pintura del siglo XVII que recrea una batalla entre samuráis, animada y exhibida en una pantalla plegable.

La obra se llama Sekigahara-Sansui-zu-Byobu (Pantalla plegable de los paisajes pintados de Sekigahara) y se exhibe en el Aeropuerto Internacional Chubu Centrair, en Japón, dentro de una exposición organizada por Culture Gate to Japan.

Es obra del artista japonés Yusuke Shigeta, que se ha expecializado en convertir obras artísticas en creaciones pixeladas animadas por ordenador. Puedes ver esta recreación de una batalla de samuráis del siglo XVII, en este vídeo:

Yusuke Shigeta se ha inspirado en un lienzo del siglo XVII que recrea la Batalla de Sekigahara, que actualmente se exhibe en el Museo de Historia de Osaka.

La Batalla de Sekigahara tuvo lugar el 21 de abril del año 1.600, y está considerada una de las más importantes de la historia de Japón. Entre 170.000 y 200.000 guerreros, desde samuráis a soldados y campesinos forzados a combatir, participaron en esta épica batalla que enfrentó a las dos grandes facciones del país: la de Toyotori Hideyomi, hijo de uno de los grandes unificadores del país, y la del señor feudal Tokugawa Ieyasu.

Algunos historiadores creen que es la mayor batalla que jamás ha tenido lugar en suelo japonés. Tokugawa Ieyasu salió victorioso, y como consecuencia de ello unificó el país y terminó con un período de guerras entre señores feudales que había durado siglos.

Esta batalla fue recreada en un lienzo datado unos años después, que es el que ha inspirado al artista japonés Yusuke Shigeta para convertir la pintura en una animación pixelada en donde los personajes se recrean en 3D, y se aplican algoritmos de simulación de multitudes, que interactúan entre sí.

En lugar de mostrar el resultado en una pantalla panorámica, Yusuke Shigeta ha utiliza una pantalla plegable de casi cinco metros de largo, que se ajusta mucho mejor a los propios lienzos plegados del siglo XVII, muy populares en Japón.

Tal como podemos ver en el vídeo, es como si la pintura estática de hace 400 años cobrase vida ante nuestros ojos.

Puedes disfrutar de otros proyectos de Yusuke Shigeta basados en el Pixel Art, en su página web.