Skip to main content

Hay cerca de 100.000 bitcoins perdidos, y una empresa familiar se dedica a recuperarlos sin hackear

Bitcoins perdidos

22/09/2021 - 19:34

Resulta sorprendente descubrir lo descuidada que es la gente con su dinero. Gracias a eso un padre y un hijo aficionados a encontrar tesoros en Internet han montado su propia empresa.

Hace unas semanas se publicó una encuesta entre dueños de criptomonedas, y el 40% reconoció que en alguna momento habían olvidado o perdido la contraseña.

Se estima que hay entre 68.000 y 93.000 bitcoins perdidos, y un porcentaje de ellos podría recuperarse, por un valor que ronda los 3.200 millones de euros, según explica Carla Mozee en Business Insider.

Muchos de estos bitcoins perdidos proceden de las primeras criptomonedas minadas. Mucha gente minó bitcoins cuando era fácil y barato, por curiosidad, y durante años se olvidaron de ellos. Al subir de precio se han dado cuenta de que no recuerdan la contraseña, porque se lo tomaron como un juego y no la apuntaron.

En otros casos, se trata de pérdidas trágicas. Como la de un programador de San Francisco que guardaba 7.002 bitcoins en un portátil, pero olvidó la contraseña y, tras probar 8 distintas, el sistema de seguridad solo le deja probar 2 más. A día de hoy esos 7.002 bitcoins cuesta 258 millones de euros.

También fue muy comentado el trágico fallecimiento de un CEO que guardaba 126 millones de dólares de la empresa en cripmonedas, pero no reveló a nadie la contraseña.

Las criptomonedas son como dinero en metálico: no tienen titular, el dueño es quien las posee. Se guardar en carteras digitales, que no son más que números encriptados, a los que solo se puede acceder con una contraseña.

Si la pierdes u olvidas, los sistemas de encriptación son prácticamente imposibles de romper por fuerza bruta o mediante hackeo.

La empresa Crypto Asset Recovery fundada por Charlie y Chris Brooks, padre e hijo, se dedica a recuperar bitcoins perdidos.

Cuando les llega un cliente, lo primero que hacen es firmar un contrato indicando que cualquier bitcoin recuperado pertenece a su dueño. Vamos, que no tienen la intención de quedarse con nada.

No cobran un precio fijo. Parten de una tarifa base, y el 20% de los bitcoins recuperados.

Como hemos dicho, hackear una cartera encriptada es casi imposible, por eso ellos utilizan otro método: meterse en la mente de la persona que ha perdido u olvidado la contraseña.

Por suerte en muchos casos las contraseñas no se eligen al azar: están asociadas a personas, lugares o palabras que son importantes para el cliente, y existen métodos psicológicos para intentar recordarlos.

Lo someten a un interrogatorio con el objetivo de recordar esa idea clave que dará con la contraseña. Si es aleatoria y no recuerda dónde la guardó, se usan métodos propios de los detectives privados y la polícia para volver atrás en el tiempo, reconstruir lo que hizo antes de perderla, y desvelar dónde podría estar.

Su caso más exitoso solo les llevó 5 segundos. Interrogando al cliente crearon una lista con 9 contraseñas potenciales, y una era la correcta.

En otros casos, tras varios meses de trabajo y probar en bruto millones de contraseñas, han tenido que rendirse.

Cuentan también algunos casos dramáticos, como el de una persona de un país pobre en donde no existen cuentas bancarias. Tenía 200 dólares en bitcoins y eran los ahorros de toda su vida.

La moraleja es sencilla: si eres dueño de criptomonedas... ¡guarda en un sitio seguro y localizable la contraseña!

Y además