Skip to main content

Buenas noticias si todavía utilizas un iPhone antiguo

iPhone 8

03/12/2020 - 09:52

Apple tiene lista una nueva actualización para aportar mayor calidad a las videollamadas de sus móviles antiguos. Ya no serán los iPhone 12 los únicos que permitan los vídeos a 1080p.

Una nueva sorpresa llega a los móviles de años anteriores de Apple. Cuando anunciaron la versión iOS 14.2 no se mencionó esta novedad, pero hoy se ha descubierto indicada en la web de la compañía, en el apartado para comparar los diferentes modelos de iPhone. 

Los iPhones 8, X, XR, XS, SE y 11 (incluidas las versiones Max y Pro), tal y como señala MacMagazine, contarán con una mejora en FaceTime. Las videollamadas han sido una herramienta clave este 2020 para mantener unidas a las personas, ya fuera por motivos de trabajo o entre familiares y amigos. 

Muchas personas se han encontrado con dispositivos cuyas cámaras o software no contaban con las cualidades para ofrecer una buena calidad en las videollamadas, los videos se ven borrosos o la conexión es mala. Esto es lo que pretende solucionar Apple con esta nueva actualización. 

A menos que ambos participantes contarán con el nuevo iPhone 12 cuya aplicación FaceTime de Apple permitía ver a la otra persona en una video de 1080p, la calidad del resto de modelos era mucho peor. La mayoría de modelos presentados hasta este 2020 solo permitía una calidad de video de 720 p en FaceTime. 

En cuanto recibas esta nueva actualización, tu iPhone de años anteriores ofrecerá calidad 1080 p a través de conexión WiFi cuando utilices FaceTime para hablar con tus familiares y conocidos. En el caso de los iPhone 12 recién presentados, cuentan con esta calidad de imagen incluso cuando no se tiene conexión WiFi y se utiliza el 5G que ahora también integran. 

Esta mejora se aplica independientemente de la capacidad de la cámara frontal, hay que tener en cuenta que el iPhone 8 solo incluye una cámara selfie de 7 Mpx, mientras que el iPhone 11 lanzado hace un año cuenta con una de 12 Mpx. Aún así, el cambio será a mejor  para todos aquellos consumidores que invirtieran en un móvil de Apple hace dos o tres años y aún no quieran comprar uno nuevo.